Es un museo que hace honor a los reinos de los 12 monarcas que ha tenido Bélgica. Sus bases se encuentran en el lugar dónde se desarrollo la Revolución Belga de 1830, levantamiento que logró que el país consiga su independencia.

En el 2005 el museo fue reabierto para celebrar el 175 aniversario del país. Su colección cuenta con documentos históricos únicos, fragmentos de videos, muchas fotos y objetos impresionantes, dedicados a las 12 épocas que marcaron la historia del país.

Museo Belvue

Los textos de las salas del museo, que hablan sobre la historia de Bélgica y sus momentos transcendentales, se han traducido al español, chino e italiano. Puedes pedir la versión impresa en el mostrador a la entrada del museo.

Junto al museo hay un lugar donde puedes comprar algún recuerdo como libros o postales. Ingresas sin necesidad de comprar la entrada para el museo.

El museo tiene un restaurante al mando de Green Kitchen, sirven alimentos muy saludables y cultivados en granjas, ofrecen un servicio único.

También puedes visitar el sitio arqueológico de Coudenberg. La entrada se vende en el mismo museo. Éstas son viejas estructuras del antiguo  Palacio de Bruselas que ahora forman parte de las bases sobre las que se ha construido el distrito real actual. Caminarás por pasajes antiguos, debajo del Rue Royale y la Place Royal.

Museo Belvue - Bélgica

El Museo Belvue abre sus puertas los jueves y viernes de 10:00  a 17:00 y  sábados y domingos de 10:00 a 18:00.

Ten en cuenta a la hora de planear la visita que los días 24 y 31 de diciembre el museo cierra a las 14:00 horas.

Tiene facilidades para personas discapacitadas, rampas y circuitos adaptados para comodidad.

El precio de entrada al museo varía de 5 a 3 euros dependiendo de la edad, hay descuentos si se compra junto con una entrada para visitar el sitio arqueológico de Coudenberg. La entrada es gratuita para personas menores de 18 años y profesores.