El Monte del Agua es un frondoso bosque, con una extensión de aproximadamente 800 hectáreas. Se ubica en el municipio de Los Silos, en la región noroeste de la isla de Tenerife. Tiene gran altura, entre los 600-1.200 metros y atesora fauna y flora, en muchos casos endémica, de gran valor ecológico. En la zona encontraremos varios caseríos con sus habitantes conservando vivas las tradiciones ancestrales.

El monte de laurisilva o monte verde depende de la humedad del mar de nubes que traen los vientos alisios. Es, junto con los montes de Anaga, un verdadero representante de la flora terciaria, con muchas especies endémicas que han sobrevivido por lo escarpado de su terreno surcado por numerosos barrancos. Puede decirse que se encuentra en buen estado de conservación.

Las zonas más altas, con clima más frío y con más humedad, están pobladas por laureles, acebiños y viñatigos, con una vegetación baja de poleo del monte, musgos, helechos, líquenes y hongos. Las zonas de menor altura presentan brezos y fayas, y donde la temperatura es más elevada podremos ver madroños y mocán.

Todo el paraje se encuentra surcado de caminos entre paredes de piedra que son excelentes para hacer senderismo, ya que muchos están empedrados y no presentan gran dificultad.