La moneda que usan en Hungría sigue siendo el Florín húngaro, una divisa propia del país, y se divide en 100 fillér, aunque ya no están en circulación. La moneda húngara tiene una historia corta pues recién fue instituida en 1946, después de la Segunda Guerra Mundial, como una manera de estabilizar la economía húngara.

Moneda antigua de Hungria

Las monedas que aún permanecen en circulación son de 5, 10, 20, 50, 100 y 200 florines, en lo que respecta a billetes, se mantienen los de 1,000; 2,000; 5,000; 10,000; 20,000 florines. Pierde cuidado si consideras que Hungría es un país caro, todo lo contrario, no lo es para ningún turista.

Moneda de 50 florines

Las divisas puedes cambiarlas en bancos, agencias de viajes y centros comerciales alrededor de toda la ciudad, si bien puedes acceder a los cajeros automáticos en casi todas partes del país, los cheques de viaje no son muy populares y al cambiarlos puedes sufrir pérdida.

Billetes hungaros

Actualmente Hungría es miembro de la Unión Europea pero ha lograda aplazar la adopción del euro hasta el 01 de enero del 2010, pero diversos estudios económicos confirman que debido al déficit alcanzado en el 2006, Hungría no podrá adoptar el euro hasta el 2011 por lo menos.