El dólar americano es la única moneda que se acepta en Estados Unidos, salvo algunas excepciones como en la frontera canadiense. Los dólares está divididos en 100 centavos (¢). Las monedas vienen en denominaciones de 1¢ (penny), 5¢ (nickel), 10¢ (dime), 25¢ (quarter), los raros 50¢ (half-dollar) y la moneda de $1. Los “quarters” son los más usados en las máquinas dispensadores y parquímetros. Los billetes vienen en denominaciones de $1, $2 (raros), $5, $10, $20, $50 y $100.

Las principales tarjetas de crédito (Visa, Mastercard, American Express, Diners Club, Discover entre otras) son aceptadas en todo el territorio estadounidense. De hecho, es casi imposible alquilar un coche o hacer una reservación telefónica sin ella, por lo que es muy recomendable ir con al menos una.

Los cajeros automáticos están disponibles las 24 horas en los bancos, centros comerciales, aeropuertos y tiendas. Retirar dinero con tu tarjeta de crédito incurre en comisiones de $1 a $3, salvo que tu banco esté afiliado a alguna red de cajeros (Plus, Cirrus, Exchange, Accel). El tipo de cambios en los cajeros es casi tan bueno como en cualquier casa de cambio. Esto es útil considerando que so raras fuera de los centros de las principales ciudades.

Los impuestos a las ventas está entre 2.9% y 10%, y casi nunca se incluye en los precios publicitados. Lo único que se salva de impuestos son los abarrotes, considerados como productos de “necesidad”. Sólo Louisiana y Texas tienen reembolsos de impuestos.