El Mercado de La Esperanza en Santander es otra muestra más de arquitectura modernista en la ciudad. Fue construido en 1904 por los arquitectos Eduardo Reynals y Juan Moya sobre los restos de un antiguo convento franciscano. La fachada es de piedra, y la estructura del edificio es de hierro y cristal. Recientemente fue rehabilitado y modernizado por el Ayuntamiento.

Su función principal es ser un mercado de abastos. En su interior hay unos 166 puestos de venta de alimentación, principalmente carne y pescado. Sin embargo, es también un buen lugar para sumergirse en la atmósfera local.

En la Plaza de la Esperanza, a unos metros del mercado, se instalan otros puestos ambulantes. Los martes y viernes se puedes comprar ropa, calzado y otros productos no alimenticios. Se puede conseguir muy buenos precios. El resto de los días se instalan los fruteros y verduleros, aunque hay puestos fijos de verdura dentro del propio mercado. El mercado abre de 08:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:30. Los sábados abre sólo hasta las 14:00

Este mercado se encuentra en pleno centro de Santander, frente a la iglesia de San Francisco y detrás del Ayuntamiento. Esto le da una excelente conexión con los transportes, ya que a por el Ayuntamiento pasan virtualmente todos los autobuses de la ciudad desde cualquier punto.