El Mercado Central de Alicante se sitúa en la Avenida Alfonso X El Sabio, una de las más importantes de la ciudad, en una zona de gran actividad comercial.

Fue construido a principios del siglo XX, sobre la muralla del siglo XVIII que rodeaba la ciudad. Con diseño del arquitecto Sánchez Sedeño, en un estilo ecléctico de ornamentación modernista. Tiene planta rectangular, con tres naves en dos plantas. Muy curioso resulta el sector circular con cubierta de cúpula semiesférica que se conoce como la rotonda. La fachada principal tiene una gran escalinata de acceso. A unos 100 metros de allí, en el subsuelo se encuentra la Estación Mercado del TRAM, que aquí está soterrada.

Es un edificio emblemático para la ciudad, especialmente por el alto contenido histórico y sentimental. El 25 de mayo de 1938, durante la Guerra Civil Española, sufrió uno de los bombardeos más sangrientos, y dejó unos 300 muertos entre los que muchos eran mujeres y niños que esperaban por alimentos. La alarma antiaérea no funcionó y no hubo tiempo para resguardarse. En el interior del mercado puede verse la sirena que falló al lado del reloj que marca la triste hora del bombardeo.

Se trata de un auténtico mercado de ciudad que ofrece los productos frescos del mar y del campo provincial, y su plaza vecina es el lugar de encuentro en las mañanas de sábado. Vale la pena hacer un paseo por allí y disfrutar de una mañana de compras.