En Alemania el Adviento viene en compañía de los Mercadillos, muy famosos en este país y que se caracterizan por su aroma a castañas tostadas, con la llegada de diciembre llega este olor que nos conduce, casi con los ojos cerrados hacia estos lugares. Estos mercadillos no son nuevos, existen desde siglos pasados, antes se vendían productos de primera necesidad, ahora son visitados como lugares turísticos.

Mercadillo con pista de patinaje

Comprar y pasear son dos actividades importantes en navidad, por eso no dejes de recorrer cada uno de estos conocidos y famosos mercadillos, que son visitados por franceses, holandeses, suizos, austriacos, etc.
El Mercadillo de Dortmund cuenta con 300 toldillos y ofrece artesanías, adornos de decoración y juguetes. Esta feria se mantiene abierta hasta el 23 de diciembre.

Mercadillo de Stuttgart

En Munich el mercadillo comienza en noviembre, exactamente el 25, y no termina hasta el mismo 24 de diciembre. Conocido como “Christkindlmarkt” y se ubica en la Plaza Marienplatz y puedes visitarlo para deslumbrarte con un taller artesanal.

Eligiendo licores

En la Plaza Alexanderplatz puedes visitar la que se lleva a cabo en Berlín y que ofrece sus servicios hasta el 24 de diciembre, con un real y enigmático espíritu navideño.