Bien podría ser que algunas personas hallen en Irlanda un clima nada favorable para sus estados de animo, constantes depresiones y ansiedades propias de la misteriosa niebla que bordea cada uno de los rincones de estas hermosas tierras, en especial durante la sagrada temporada que anuncia el fin del frió mes de diciembre y el principio de enero, sin embargo otros de nosotros e incluso la gran mayoría de sus residentes, encuentran en ella un temporada ideal para reunirse en calidos y cómodos bares, forrados de excepcional belleza, laminados en madera pura, decorada al amplio estilo de los 70s, con bellas carpetas y claro las fuertes bebidas que reemplazan los frios pensamientos. Tienes más información en: “Los Inviernos de Irlanda“.

Tienes más información en: "Los Inviernos de Irlanda".