A un poco más de treinta kilómetro de Ibiza y cerca de la parroquia de San Joan (en el municipio del mismo nombre) encontramos la Cala d’en Serra. Esta cala es pequeña y está formada por un brazo de mar que termina en una planicie.

Cala d’en Serra en Ibiza es de arena gruesa y de oleaje suave en sus más de treinta metros de largo, contando con vegetación marina y zonas muy rocosas cuando ingresamos mar adentro; por ello, cuenta con arrecifes ideales para quienes están comenzando a practicar buceo.

En esta zona hay muchos acantilados por lo que recomendamos tener especial cuidado a todos aquellos que visitarán la cala para practicar senderismo y trekking. Para bañarse las condiciones son muy buenas y no hay peligros. En Cala d’en Serra encontraremos servicios de alojamiento y de sombrillas.

Para llegar a este destino lo ideal es alquilar un coche ya que no hay servicios de autobuses que nos pueden trasladar a la cala.