La playa Cala Saona es una playa nudista que se ubica en la isla de Formentera (Comunidad Autónoma de las Islas Baleares) en España, y su composición de arena blanca y dorada sumada a sus aguas tranquilas, la hacen uno de los lugares más atractivos del sector costero.

La Playa Cala Saona está rodeada por abundante vegetación, por lo que es ideal para realizar paseos por el bosque mientras bordeamos la costa. Además, si seguimos la ruta oeste llegaremos hasta Punta Rasa. La temperatura de esta zona de Formentera tiene una media de 17°C por lo que está recomendada para visitar durante todo el año.

Este lugar es visitada por miles de turistas, y se caracteriza por el paisaje espectacular. En la Playa Cala Saona encontraremos: alquiler de hamacas y sombrillas, teléfonos públicos, aparcamientos y Kioscos. Aunque no cuenta con zona de buceo, por lo que no es recomendada para los amantes de los deportes acuáticos.

A Cala Saona podemos llegar a pie o en coche. Si nos aventuramos a recorrer la zona podemos visitar: la Catedral de Ibiza, los miradores de Cala Sant Vicent, Punta de Sa Creu y Cala Xarraca, así como el Conjunto Histórico Artístico de Eivissa, todos a una media de 30 kilómetros de Cala Saona.

Además, la zona cuenta con otras atractivas playas a menos de 10 kilómetros de distancia, entre ellas: Cala Savina, Ses Salines, Es Migjorn, Sa Roqueta, Ses Canyes y Els Arenals.

Para salir de marcha o recorrer bares y chiringuitos, tendremos que desplazarnos a una distancia mayor a 80 kilómetros de la playa Cala Saona, encontrando, sobre todo, restaurantes de comida italiana, mexicana, argentina y gallega, así como cafeterías y bares de diversas temáticas.