Los egipcios creían en la vida después de la muerte. Por ello conservaban el cuerpo del difunto mediante el proceso de momificación. Por su alto costo pocos eran los que podían acceder a ser momificados. Los faraones, su familia y los hombres más ricos, eran los únicos que podían pagarlo.

momias-egipto

El proceso de momificación se efectuaba dos o tres días después de la muerte y se terminaba en aproximadamente 70 días. Primero se embalsamaba al cuerpo. Después se sacaba el cerebro, el estómago, los intestinos, los pulmones y el hígado. Que eran envueltos en un paño de lino para ser cuidados por los dioses llamados “hijos de Horus”. Al corazón se le mantenía en el cuerpo porque en el estaban la conciencia, los sentimientos y la vida.

momificacion

Posteriormente el cuerpo era cubierto con natrón – sal que lo desecaba-, para que el cuerpo este totalmente deshidratado y así no se descomponga. El proceso duraba entre 35 y 40 días. Y se rellenaba utilizando limo o serrín. Después se le cosía. Se lo envolvía en vendas de lino. Primero los dedos, en seguida las extremidades y al final el resto del cuerpo. Finalmente el cuerpo era colocado en uno o varios sarcófagos de madera o de piedra.

egyptian-mummy1