La Mezquita-Catedral de Córdoba, actualmente Catedral de Santa María, es el monumento más importante de Córdoba y de la arquitectura andalusí. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto con el casco histórico de la ciudad.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Sus más de 23.000 metros cuadrados de arcos y columnas se comenzaron a construirse en el siglo VIII, por orden de Abd-al-Rahman I, sobre la basílica visigótica de San Vicente. Fue continuamente reformada por los califas que gobernaron hasta la conquista por Fernando III en 1236. Este la convirtió en Catedral cristiana, realizando nuevas reformas de adaptación.

Foto: Mackenzie and John

Foto: Mackenzie and John

De estilos estratificados a lo largo de diez siglos, podemos destacar los cambios hechas por Al-Hakam II. Quien construyó el “Mihrab” con inscripciones del Corán en oro y ricos mosaicos y aportó bellísimos capiteles expresamente tallados en Córdoba. Hizo la ampliación más hermosa, destacando la cúpula, la cuidada decoración en piedra y el admirable entrecruzamiento de arcos.

Foto: Mackenzie and John

Foto: Mackenzie and John

La reforma más controvertida cuando los Reyes Católicos agregaron, en el siglo XV, la Capilla Mayor. Pero los cambios continuaron hasta mediados del siglo XVIII.

Lo que no debemos perdernos en la Capilla Mayor es la lámpara de plata, sus arcos góticos, la sillería barroca tallada en caoba del Coro y la imagen de marfil de la Santísima Virgen, o las más de 50 capillas adosadas a los muros y el Tesoro.

Foto: Hameryko

Foto: Hameryko

En el exterior llaman nuestra atención las numerosísimas puertas, como la Puerta del Perdón, Postigo de la Leche o la Puerta de San Esteban y, el retablo de la Virgen.

Horario: de lunes a sábado de 8:30 a 19 horas y domingos de 8:30 a 10 y de 14 a 19 horas. El precio de la entrada general es de €8 y los niños €4.