La Piedra Rosetta fue descubierta en Egipto por una expedición de Napoleón. Fue Jean-François Champollion quien, gracias a esta roca, consiguió descifrar por primera vez los jeroglíficos egipcios, los cuales habían sido un misterio durante siglos. Tienes más información en: “La escritura y los jeroglíficos egipcios: significado y característisticas“.

Tienes más información en: "La escritura y los jeroglíficos egipcios: significado y característisticas".