Uno de los mayores aportes de la cultura egipcia es la escritura. Que tiene cuatro formas: jeroglífica, hierática, demótica y copta. La pieza que ayudó descifrar los jeroglíficos de los antiguos egipcios fue la Piedra de Rosetta. Ella fue hallada en 1799 en la localidad de El-Rashid, Egipto.

piedra-rosetta

Esta piedra de 118 cm. de alto y 77 cm. de ancho fue llevada en 1802 a Inglaterra para descifrar lo que estaba escrito. Aquel trabajó lo logró terminar Jean-François Champollion en 1822, 23 años después de su descubrimiento. Este aporte fue fundamental para saber un poco más de la cultura egipcia.

escritura-egipcia

De las cuatro formas existentes de escritura egipcia- jeroglífica, hierática, demótica y copta- la más importante es la jeroglífica, que se usaba mayormente para las inscripciones sagradas. La escritura hierática era usada para los textos religiosos y era la forma cursiva de la escritura jeroglífica. La escritura demótica se usó para temas jurídicos, administrativos y para la vida diaria. El demótico se usó para escribir los pápiros, y en estelas funerarias como la Piedra Rosetta. La escritura copta fue la trascripción del egipcio a caracteres griegos.

escrito-egipcio