El pueblo de Negril conserva su imagen de destino vacacional salvaje y alocado, herencia de los años 70, su época más hippie, aunque un poco descafeinada. Puestas de sol que cortan la respiración, nudismo en las playas de Bloody Bay, parrilladas y reggae por doquier caracterizan a esta área. Negril atrae hoy a todo tipo de viajeros, desde los más jóvenes a familias, también muy cerca esta “Ocho Rios” donde se ubica Dunn’s River Falls, una espectacular catarata que se ha convertido en la atracción principal de Jamaica. Al oeste de Ocho Rios, en Oracabessa, se puede visitar la playa de 007, muy cerca del hogar de Ian Fleming, creador de James Bond. Tienes más información en: “Jamaica – De Montego Bay a Mandeville“.

Tienes más información en: "Jamaica – De Montego Bay a Mandeville".