El café italiano gusta tanto a turistas de todo el mundo principalmente por la calidad del grano y por la forma en que los italianos lo preparan. Existen dos formas de preparar café: por un lado, el expreso, que consiste en utilizar la presión del vapor de agua; por otro lado, la segunda forma es la misma que para elaborar café capuchino, para el que se utiliza leche a la vez que se calienta al vapor. Tienes más información en: “Italia y sus costumbres“.

Tienes más información en: "Italia y sus costumbres".