La Iglesia de Santa Maria Maggiore está ubicada en la plaza a la que da su nombre, en Florencia, y es una de las iglesias más antiguas de la ciudad.

Fundada antes del siglo XI, con claro estilo románico, fue reconstruida en estilo gótico en la segunda mitad del siglo XIII. Recibió el nombre de “la Mayor” porque era la iglesia más grande dedicada a la Virgen María antes de la construcción de la Catedral de Santa María del Fiore.

Su interior es muy sencillo, tiene planta de modelo cisterciense, con tres naves divididas por arcos apuntados, y presbiterio con tres capillas. Su aspecto actual se debe a las profundas intervenciones de restauración realizadas en el siglo XX.

Posee importantes obras de arte, entre las que destaca un bajorrelieve de La Virgen con el Niño, de origen poco claro, aunque se cree bizantino. Además, en la Capilla Mayor, podemos ver interesantes frescos con episodios de la historia de Herodes, que muestran la masacre de inocentes, y que fueron realizados a partir del final del siglo XIV.

Una de las curiosidades que encierra es la tumba de Salvino degli Armati, desde hace años erróneamente considerado como el inventor de los lentes. También se halla enterrado en la iglesia, el maestro de Dante, Brunetto Latini.
La entrada es de carácter gratuito, y se la puede visitar de lunes a viernes de 7:30 a 11:50 y de 16 a 19 horas, y los festivos de 8:30 a 12 y de 16 a 22 horas.