La Iglesia de San Nicolás de Bilbao es un templo de estilo barroco erigido en honor al patrón de los navegantes. Se ubica en el casco antiguo de la ciudad, concretamente en la Plaza de San Nicolás frente al Teatro Arriaga. El edificio realza el entorno urbanístico del paseo El Arenal.

Fue construida a mediados del siglo XVIII por Ignacio de Ibero y Erkizia. Tiene estilo barroco moderado con una planta octogonal, y dos torres de campanario que flanquean la puerta principal. Destaca el escudo de Bilbao ubicado sobre la portada y realizado en piedra.

En su interior tiene una planta en forma de cruz griega en un cuadrado y cubierta por una cúpula. Los ángulos muertos que quedan en las esquinas son ocupados por las capillas y la sacristía. La cúpula que cubre el templo tiene, por fuera, forma de prisma ochavado (puntas de forma piramidal con base octagonal), aunque queda disimulada por la torrecilla situada en medio de la fachada trasera. Existen cinco retablos rococó, elaborados por Juan Pascual de Mena.

La entrada a la Iglesia es libre. Abre de lunes a sábado de 11:00 a 13:00 y de 17:30 a 20:00. Los domingos abre sólo hasta la 13:00.

La mejor forma de llegar es por la línea L1 del metro de Bilbao hasta la parada “Casco Viejo”.