La Iglesia de Nuestra Señora Victoriosa en Praga es famosa por su figura del Infante Jesús, figura venerada en todo el mundo. Pero la iglesia también es célebre por su bella arquitectura romana con trazos renacentistas y barrocos.

Fue la primera iglesia de estilo barroco en Praga. Fue construida en 1613 para los luteranos alemanes. Originalmente se llamaba Santa Trinidad. Después del triunfo católico en la Batalla de la Montaña Blanca (1620), la Iglesia fue entregada a las carmelitas en agradecimiento. La iglesia fue renombrada y reconstruida a su forma actual.

Es célebre por su figura de cera española del Infante Jesús. Se le ha atribuido poderes curativos y que haya protegido la ciudad contra la plaga y las guerras. Por ello, gente de todo el mundo llega a rendirle tributo. Su efigie está protegida por una cubierta de plata en un altar de mármol. Su repertorio de ropa tiene muchos abrigos bordados y decorados de varios colores. De hecho, la iglesia tiene una exhibición de los más de 80 abrigos que tiene, de los cuales el más valioso se considera el que tejió la misma archiduquesa María Teresa de Austria.

La Iglesia de Nuestra Señora Victoriosa abre de lunes a sábado de 08:30 a 19:00, y domingos de 13:00 a 18:00. La exhibición abre de lunes a sábado de 09:30 a 17:30 y los domingos de 13:00 a 18:00. No se permite la entrada de turista durante la misa. La entrada es libre de cargos.

Para llegar se debe tomar los tranvías 22 y 12 a la parada Malostranske namesti, al sur de la Catedral de San Nicolás.