Si hemos decidido tomarnos unas vacaciones y preferimos alojarnos en un hotel donde no vayamos a terminar rodeados del bullicioso de niños, no debemos preocuparnos pues existen muchos establecimientos hoteleros que no admiten niños y que nos permitirán estar lejos de los berrinches de los más pequeños.

Los hoteles que no admiten niños están aumentando en Europa ya que esté sector se está potenciando y especializando. Otro detalle importante es que este cambio se está dando por la necesidad de los establecimientos de reinventarse por la crisis económica y de captar la atención de las parejas y grupos de adultos que buscan alojamientos temporales por vacaciones o para una escapada de fin de semana o puente.

Este tipo de hotel está orientado a personas que buscan una buena calidad de servicios pero también tener garantizada la tranquilidad. Por lo que la mayoría de ellos suele ser de cuatro estrellas a más y cuenta con servicios como spa, balnearios, equipos para deportes acuáticos, restaurantes, bares, y una amplia serie de actividades sólo pensadas para adultos.

Los hoteles donde no se admiten niños suelen tener sus precios incrementados en un 30 por ciento más que los hoteles regulares, teniendo una media de doscientos euros por noche. Algunos de los más visitados en España son: Suite Princess, este hotel ubicado en Gran Canaria cuenta con más de trescientas habitaciones con todos los servicios y sólo admite huéspedes mayores de 16 años; y, Hotel Talayot, en Mallorca, el mismo que cuenta con servicios como piscina, bar, restaurante, etc. y no permite el alojamiento de menores de doce años.