El himno nacional de Suiza se titular “Swiss Psalm” (“Salmo Suizo”). Fue escrito por el poeta suizo Leonhard Widmer y compuesto por el monje suizo Alberich Zwyssig en 1841; sin embargo, sólo fue aceptado oficialmente en 1981.

Antes de oficializarse, era una canción que sólo se cantaba durante eventos patrióticos. El Consejo Federal de Suiza la rechazó como himno oficial porque consideraba que era el pueblo suizo quien tenía que escoger.

Bandera de Suiza

El himno anterior titulado “Rufst du mein Vaterland” (“Cuando llamas a mi país”) fue el primero en 1811, pero para el siglo XX los suizos se avergonzaban por su melodía muy parecida al himno inglés “Dios Salve a la Reina”. Por ello, se convocó a un concurso de composición. Ninguno de los finalistas fue escogido por considerarse que sus letras carecían de suficiente espíritu nacional. Al final, el “Salmo Suizo” fue el más aceptado y declarado en 1981 como Himno Nacional.

A pesar de haber sido escogido en esa ocasión, un porcentaje muy bajo de los suizos lo conoce y puede cantarlo completo. Existen dos alternativas de reemplazo, pero no se han puesto a prueba.

El texto original fue escrito en alemán. Las versiones en las otras lenguas oficiales suizas fueron escritas posteriormente y no se trata de traducciones, ya que los textos tienen sentidos diferentes.

Salmo Suizo (alemán)

Estrofa I
Trittst im Morgenrot daher,
Seh’ich dich im Strahlenmeer,
Dich, du Hocherhabener, Herrlicher!
Wenn der Alpenfirn sich rötet,
Betet, freie Schweizer, betet!
Eure fromme Seele ahnt
(bis)
Gott im hehren Vaterland,
Gott, den Herrn, im hehren Vaterland.

Estrofa II
Kommst im Abendglühn daher,
Find’ich dich im Sternenheer,
Dich, du Menschenfreundlicher, Liebender!
In des Himmels lichten Räumen
Kann ich froh und selig träumen!
Denn die fromme Seele ahnt
Gott im hehren Vaterland,
Gott, den Herrn, im hehren Vaterland.

Estrofa III
Ziehst im Nebelflor daher,
Such’ich dich im Wolkenmeer,
Dich, du Unergründlicher, Ewiger!
Aus dem grauen Luftgebilde
Tritt die Sonne klar und milde,
Und die fromme Seele ahnt
Gott im hehren Vaterland,
Gott, den Herrn, im hehren Vaterland.

Estrofa IV

Fährst im wilden Sturm daher,
Bist du selbst uns Hort und Wehr,
Du, allmächtig Waltender, Rettender!
In Gewitternacht und Grauen
Lasst uns kindlich ihm vertrauen!
Ja, die fromme Seele ahnt,
Gott im hehren Vaterland,
Gott, den Herrn, im hehren Vaterland.

Salmo Suizo (francés)

Estrofa I
Sur nos monts, quand le soleil
Annonce un brillant réveil,
Et prédit d’un plus beau jour le retour,
Les beautés de la patrie
Parlent à l’âme attendrie;
Au ciel montent plus joyeux (bis)
Les accents d’un cœur pieux,
Les accents émus d’un cœur pieux.

Estrofa II
Lorsqu’un doux rayon du soir
Joue encore dans le bois noir,
Le cœur se sent plus heureux près de Dieu.
Loin des vains bruits de la plaine,
L’âme en paix est plus sereine,
Au ciel montent plus joyeux (bis)
Les accents d’un cœur pieux,
Les accents émus d’un cœur pieux.

Estrofa III
Lorsque dans la sombre nuit
La foudre éclate avec bruit,
Notre cœur pressent encore le Dieu fort;
Dans l’orage et la détresse
Il est notre forteresse;
Offrons-lui des cœurs pieux : (bis)
Dieu nous bénira des cieux,
Dieu nous bénira du haut des cieux.

Estrofa IV

Des grands monts vient le secours;
Suisse, espère en Dieu toujours!
Garde la foi des aïeux, Vis comme eux!
Sur l’autel de la patrie
Mets tes biens, ton cœur, ta vie!
C’est le trésor précieux (bis)
Que Dieu bénira des cieux,
Que Dieu bénira du haut des cieux

Salmo Suizo (italiano)

Estrofa I
Quando bionda aurora il mattin c’indora
l’alma mia t’adora re del ciel!
Quando l’alpe già rosseggia
a pregare allor t’atteggia;
in favor del patrio suol,
cittadino Dio lo vuol.

Estrofa II
Se di stelle è un giubilo la celeste sfera
Te ritrovo a sera o Signor!
Nella notte silenziosa
l’alma mia in Te riposa:
libertà, concordia, amor,
all’Elvezia serba ognor.

Estrofa III
Se di nubi un velo m’asconde il tuo cielo
pel tuo raggio anelo Dio d’amore!
Fuga o sole quei vapori
e mi rendi i tuoi favori:
di mia patria deh! Pietà
brilla, sol di verità

Estrofa IV
Quando rugge e strepita impetuoso il nembo
m’è ostel tuo grembo o Signor!
In te fido Onnipossente
deh, proteggi nostra gente;
Libertà, concordia, amor,
all’Elvezia serba ognor.

Salmo Suizo (traducción del alemán)

Estrofa I
Cuando la mañana de cielo rojo crecer
Y nos o’er arrojar su fulgor,
Tú, Señor, apareces en su luz.
Cuando los Alpes con resplandor brillante esplendor,
Orar a Dios, la entrega a Él,
Para que se sienta y entender,
Que Él mora en esta tierra.

Estrofa II
En la puesta de sol Eres noche
Y más allá del cielo estrellado,
Tú, oh Padre amoroso, siempre cerca.
Cuando al Cielo estamos saliendo,
Alegría y gozo Thou’lt ser impartir,
Para los que sentimos y entender
Tú que dwellest en esta tierra.

Estrofa III
Cuando las nubes oscuras enshroud las colinas
Niebla gris y el valle se llena,
Sin embargo, no oculta Eres de tu hijos.
Pierce la oscuridad en la que cubrimos
Con tu sol limpieza del poder
A continuación, sentir y comprender
Que Dios mora en esta tierra.

Estrofa IV
Hacia nosotros en la naturaleza tormenta viene,
Usted mismo nos da fortaleza y resistencia,
Usted, todopoderoso gobernante, el rescate!
Durante noches de horror y tormentas eléctricas
Hemos de confiar en él infantil!
Sí, creemos y entendemos
Que Dios mora en esta tierra.

Salmo Suizo (instrumental)

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.