Suecia es ideal para quienes amamos los espacios naturales y la cultura, para quienes buscamos una atmósfera que nos permita tranquilidad y aventura, esparcimiento y ocio, pero, todo rodeado de fuertes tradiciones dentro de una sociedad que promueve la igualdad y el pacifismo.

Datos básicos para viajar

Después de reservar nuestro billete de avión es importante informarnos sobre datos básicos del país a fin de poder decidir los destinos a conocer y el equipaje que llevaremos, por ejemplo, conocer el himno nacional, el tipo de cambio de moneda (la moneda de Suecia es la corona y un euro es equivalente a 9,5 coronas), su clima (en invierno pueden alcanzar una temperatura de menos 16°C y en verano pueden llegar a los 13°C) y sus costumbres (aunque en Suecia las costumbres son similares a las del resto de Europa, debemos tener presente que es un país pacifista donde las expresiones racistas, intolerantes y otras relacionadas no están permitidas y son mal vistas dentro de sus ciudadanos).

Cómo llegar

Si vamos a viajar a Suecia y nos encontramos en Europa podemos elegir el transporte aéreo internacional (para viajar más rápido) y reservar un vuelo en alguna de las aerolíneas que cubren la ruta como RyanAir, Spanair y City Airline.

Cómo movilizarnos

En Suecia podremos movilizarnos de distintas formas, ya sea eligiendo el transporte terrestre o el transporte aéreo.

Qué ver

Suecia cuenta con atractivos turísticos para todo tipo de viajeros. Si deseamos un viaje tranquilo podemos comprar un mapa turístico y pasarla tomando fotos a los castillos medievales que adornan sus principales ciudades o si nos gustan los deportes de aventura y el tener contacto con la naturaleza, podemos elegir entre las distintas rutas de turismo verde que ofrece este destino.

Gastronomía

Para finalizar cada día podemos aprovechar para disfrutar de la gastronomía de Suecia, donde sobresalen platillos como el smörgåsbord y el pytt i panna, ambos platos que tienen como base las frituras, embutidos y patatas.