Si vamos a viajar a Lisboa por primera vez, es importante saber que son diversas las razones para conocer esta ciudad europea que cuenta con monumentos, edificios, espacios culturales e históricos, puentes y otros que la hacen un destino ideal para pasar unas agradables vacaciones.

Cómo llegar

La forma más cómoda de llegar a Lisboa es en avión aunque muchos viajeros se aventuran a realizar la ruta en coche. Otra opción es el viajar en tren aunque no es un viaje barato por lo que solo debemos optar por el si contamos con tiempo y somos aficionados a observar el paisaje.

Cómo movernos por la ciudad

Dentro de la ciudad podemos movilizarnos en tren, que une casi todos los barrios de este destino y es un importante atractivo turístico; en autobús, ya que cubre líneas para las que no hay otro medio de transporte como la ruta al aeropuerto; el metro, no cuenta con muchas rutas pero es ideal para conocer los barrios que rodean el centro de la ciudad; y, como en los demás destinos, también se cuenta con la opción de taxi y alquiler de coches.

Alojamientos

En Lisboa contaremos con una variada oferta para alojamiento. Encontraremos hoteles de lujo y baratos, apartamentos en alquiler por temporada, albergues y campings.

Qué ver

En Lisboa hay algunos puentes, monumentos, plazas y edificios que son distintivos de la ciudad y que deberían estar incluidos en nuestro itinerario de viaje. Entre ellos encontramos: La Plaza del Comercio, la más importante de la ciudad; la Plaza del Rossio, ideal para ser visitada de noche ya que en sus alrededores se encuentran las mejores ofertas de ocio nocturno de Lisboa; La Catedral de Lisboa; llamada también Sé de Lisboa este es el espacio religioso más importante de la ciudad (otro recinto religioso importante es el Monasterio de los Jerónimos, el mismo que alberga los resto de Vasco de Gama y que es junto a la Torre de Belém dos de los puntos turísticos más visitados de Lisboa).

Otros atractivos turísticos de Lisboa que debemos incluir en nuestra ruta son: el Puente 25 de Abril, que casi alcanza los dos mil trescientos metros de extensión; el Oceanario, que es el segundo más grande del continente europeo y el Castillo de San Jorge, ubicado en la cima más alta de la ciudad.

Clima

Lisboa es una ciudad que no tiene temperaturas extremas por lo que en invierno no suele registran menos de 5°C. Aunque es ideal para ser visitada en todo el año, los viajeros suelen preferir las estaciones de primavera y otoño.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.