Las Islas Baleares están ubicadas en el Mar Mediterráneo y están conformadas por las islas del archipiélago balear. Son uno de los destinos turísticos más populares de Europa por sus atractivas playas y espacios naturales. Conformadas por las islas de Mallorca, Menorca, Cabrera, Ibiza y Formentera, las Islas Baleares son una comunidad autónoma española donde encontraremos gran diversidad de flora y fauna y, restos de su pasado cultural fenicio.

Ibiza

Con una costa de más de doscientos kilómetros, Ibiza cuenta desde la década del 70 con una economía influenciada por el turismo y las actividades de servicio. Actualmente es un destino elegido por quienes buscan diversión nocturna, además de, innumerables playas y calas.

Formentera

Formentera es la isla poblada más pequeña de las Baleares y cuenta con setenta kilómetros de litoral adornado por playas y bellos acantilados. Dentro de los principales atractivos turísticos de Formentera encontramos: la Cala Saona, la Savina, el Espalmador, la Mola, entre otros.

Mallorca

Mallorca (conocida como la Isla de la Calma) es la isla más grande del archipiélago y es un destino turístico que, además de por sus playas, sobresale por su riqueza arquitectónica. En Mallorca podemos visitar el castillo de Bellver, la Catedral de Santa María de Palma de Mallorca, el Monasterio de Lluc, y el Castillo de Bendinat.


Menorca

Menorca es una de las principales islas de las Baleares y desde inicios de la década del 90 fue declarada Reserva de Biosfera por la Unesco. La economía de Menorca está basada en la ganadería aunque también es importante el turismo para el crecimiento de la Isla. En Menorca encontraremos importantes monumentos megalíticos, yacimientos arqueológicos, y restos arquitectónicos que datan del siglo XII.