Al visitar Berlín encontraremos una amplia diversidad de ofertas turísticas que incluyen actividades y excursiones para todo tipo de viajero. La capital alemana recibe cada año a miles de visitantes que buscan conocer más sobre su historia –marcada por la II Guerra Mundial y la Guerra Fría– cultura, edificaciones, museos, entre otros.

Cómo llegar

Si viajamos desde Europa, podemos llegar a Berlín en: avión teniendo las opciones de llegar al Aeropuerto de Schönefeld, Aeropuerto de Tegel y el Aeropuerto de Tempelhof; en tren, aunque no es una ruta recomendable porque puede durar más de veinte horas si nos trasladamos desde España y porque puede costarnos unos doscientos euros si viajamos, por ejemplo, desde Madrid; en coche, ideal para quienes aman manejar sabiendo que tendrán que realizar un viaje de mínimo veinte horas o en autobús.

Cómo moverte por la ciudad

Metro, Llamado U-Bahn cubre casi toda la ciudad en su totalidad por lo que es un transporte recomendado. Taxi, aunque podemos recorrer toda la ciudad en transporte público podemos también transportarnos en taxi, la tarifa mínima es de 8€ y si solicitamos un servicio desde uno de los aeropuertos al centro de la ciudad la media es de 45€. Autobús, la línea más recomendada es la número 100 ya que recorre casi todos los atractivos turísticos del centro de la ciudad. Tren, recomendado para las rutas que no cubren las líneas de autobuses o podemos optar por el alquiler de coches.

Alojamientos

En Berlín contaremos con hoteles, apartamentos de alquiler por temporadas, albergues y hostales. En este destino encontraremos camas o cuartos de alquiler en alojamientos b&b por una media de 15 euros la noche.

Clima

Esta ciudad cuenta con un clima continental que tiene una temperatura media de doce grados centígrados. La mejor época del año para visitarla es de mayo a septiembre pues en esta época el clima es agradable y ni frío ni sofocante.

Qué ver en Berlín

Esta ciudad cuenta con muchos monumentos, construcciones y otros que nos permitirán conocer todo su recorrido histórico. Los lugares que no podemos dejar de visitar en Berlín son: Puerta de Brandenburgo, similar a La Acrópilis, este monumento fue inaugurado a mediados de 1791 y representa un símbolo de paz para el país; Monumento al Holocausto, conformado por casi tres mil bloques de hormigón colocados en honor a los judíos asesinados; Torre de la Televisión, símbolo comunista que alcanza casi los cuatro mil metros de altura; Muro de Berlín, aún podemos ver unos fragmentos de este muro que durante casi treinta años dividio a la ciudad (además, podemos visitar el Checkpoint Charlie que era la caseta que servia de punto de control en el Muro); y la Catedral de Berlín, lugar desde donde podremos tener una de las mejores visiones panorámicas de Berlín desde su cúpula.

Otros atractivos turísticos de Berlín son el Museo del Pérgamo, el Zoo de Berlín, la Iglesia del Kaiser y el Potsdamer Platz, destino cultural y comercial de Berlín y que es sede del Festival de Cine Berlinale.

Ocio

Berlín cuenta con una variada oferta de ocio diurno y nocturno, donde destacan los principales restaurantes, pubs y discotecas de la ciudad. Además, posee algunos eventos anuales muy populares como el Pyronale, que se celebra cada año en el mes de septiembre y donde podemos disfrutar de impresionantes coreografías pirotécnicas; y el Love Parade, una de las más importantes fiestas de música electrónica.