Hacer turismo en Barcelona es una posibilidad abierta a todo tipo de turistas. Las estadísticas dejan clara su posición como uno de los principales destinos turísticos de España, ya que ofrece numerosas opciones que abarcan desde el turismo urbano hasta el rural o gastronómico. En esta completa guía turística en español te mostramos todo lo imprescindible para tu próxima visita: dónde alojarse, qué visitar, qué ver gratis, qué hacer con niños y mucho más.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Datos generales

Barcelona es una de las ciudades más turísticas de España, así como una de las más pobladas después de Madrid. Una de sus principales ventajas es que en ella el turista nacional e internacional puede disfrutar de varios tipos de turismo a la vez: turismo urbano, histórico, de sol y playa, alternativo…

De acuerdo con Barcelona Turisme, web oficial de turismo en Barcelona, las estadísticas crecen año tras año. Además, el perfil del turista no es solamente internacional, sino que también turistas nacionales y locales eligen visitar los sitios más emblemáticos de la ciudad condal.

A continuación presentamos una tabla donde se muestra el porcentaje de turistas que se alojaron en hoteles de Barcelona ciudad según su procedencia para los años 2014 y 2015:

Procedencia 2014% 2015%
Reino Unido 8,6 8,7
Estados Unidos 8,3 8,7
Francia 8,6 8,2
Cataluña 6,9 6,2
Italia 6,2 6,5
Alemania 6,2 6,0
Madrid 3,9 4,2
Japón 2,2 2,0
País Vasco 1,6 2,1
Andalucía 1,8 1,7

Barcelona también ha aumentado sus cifras en lo que respecta a turistas rusos, un sector que había caído en las últimas décadas, pero en el que se vio un nuevo aumento a partir de 2015, con aproximadamente 50.000 visitantes tan solo durante ese año.

Se puede viajar a Barcelona barato o, al contrario, en calidad de turista VIP, dependiendo del presupuesto que tengas planeado para tu visita. Es una ciudad en la que las opciones son infinitas, por lo que puedes dormir en hostales baratos o comer algo simple, rápido y a buen precio. Además, existen numerosos vuelos low cost que llegan hasta el Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Debes saber que hay una tasa turística o impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos que se debe abonar por persona y noche. Se trata de un tributo propio que cobra la Generalidad de Cataluña y oscila entre 0,5-2,5 € por pernoctación, según la categoría del hotel donde nos alojemos. Esta tasa no se aplica a menores de 16 años.

Se recomienda a todo turista acudir a alguna oficina de turismo para obtener información relativa a la ciudad, sus atractivos turísticos, las opciones de transporte público, etc. Hay una amplia red de puntos de información a lo largo de toda la ciudad. Puedes encontrar la dirección y el teléfono de cada una haciendo clic en este enlace.

Breve historia

La historia de Barcelona se remonta a hace 4.000 años, cuando nació a partir de la unión de diversos pueblos, entre ellos los íberos, romanos, visigodos, judíos, musulmanes y cristianos. Quizá los periodos más destacados puedan resumirse en los siguientes tres periodos:

  • Época medieval: el Condado de Barcelona adquiere preeminencia sobre el resto. Tras la formación de la Corona de Aragón, pasa a ser uno de los principales centros políticos, económicos, comerciales, sociales y culturales del Mediterráneo.
  • Siglo XIX: la ciudad crece a nivel demográfico, económico y urbanístico tras la crisis vivida durante la era bajomedieval. Tiene lugar el plan de Ensanche y la ampliación de todo el perímetro urbano. En el ámbito social, no obstante, se acentúa la lucha de clases entre el proletariado y la burguesía, lo que da lugar al nacimiento de la corriente modernista en el terreno artístico.
  • Siglo XX: la agitación política culmina con la Guerra Civil española. Tras el fin de la dictadura franquista, la ciudad inicia un periodo de recuperación con la llegada de la democracia.

A partir del siglo XXI, Barcelona pasa a ser una ciudad próspera y reconocida internacionalmente. No obstante, tras el gobierno autonómico de Artur Mas en 2010, se produjo el auge del independentismo de Cataluña, el cual continúa actualmente en un extenso debate político. Desde 2015, la alcaldía está liderada por Ada Colau, partidaria de una política más social y libre de corrupción.

Cómo llegar

Si viajas desde otra ciudad de Cataluña o nacional, la mejor opción para visitar Barcelona es el tren. Renfe ofrece una amplia red de larga y media distancia mediante los trenes Talgo, Euromed, R. Expres y Alaris, entre otros. Existen ofertas especiales que pueden suponer un gran ahorro si compras tus billetes con antelación. La estación principal para llegadas en este medio de transporte es la de Barcelona-Sants.

Por otro lado, viajar en coche desde otra ciudad española es una de las opciones más comunes entre turistas nacionales. Se encuentra a unos 620 km desde Madrid, 350 desde Valencia y alrededor de 300 desde Zaragoza. Se puede organizar el viaje fácilmente con un GPS gracias a la aplicación Google Maps o Google Earth. Las guías en formato papel de Lonely Planet o Repsol también ofrecen mapas muy útiles.

Sin embargo, viajar en coche puede resultar en muchas ocasiones más caro que si lo hacemos en cualquier otro medio de transporte, debido al elevado número de peajes en la autopista que llega hasta allí, especialmente si partes desde Valencia. Para ver las diferentes autopistas y precios desde varias ciudades, te recomendamos hacer clic en este enlace.

Con frecuencia, aerolíneas de bajo coste como Ryanair o Vueling ofertan vuelos hasta Barcelona por precios muy asequibles (desde 30 €), lo que podría suponer una alternativa al tren o el coche si tu presupuesto es limitado. Además, el Aeropuerto de Barcelona-El Prat es uno de los más importantes de España, con numerosas conexiones en metro, autobús y taxi hasta el centro de la ciudad.

También existe la posibilidad de llegar en barco o en autobús, aunque son las opciones menos solicitadas por su larga duración. No obstante, el autobús es la opción más económica para llegar, aunque por otro lado es la opción que más horas te llevará. De media, un viaje desde Madrid dura unas 8 horas, mientras que desde Santander puede suponerte 10 horas o más.

Dónde hacer turismo

El qué ver y hacer es una parte de nuestro viaje que depende de la duración del mismo. Por ello, nuestro consejo antes de viajar es que te organices y planifiques qué sitios turísticos vas a ver en función del tiempo promedio que suele durar la visita a cada uno de ellos.

La extensión del área metropolitana de Barcelona la convierte en una ciudad apta para hacer todo tipo de turismo y para todo tipo de público, desde jóvenes hasta jubilados. También es una muy buena opción para hacer turismo alternativo, en especial si te pasas por el Barrio Gótico, una de las zonas más antiguas de la ciudad.

Es una zona turística donde se puede pasear sin prisas por laberínticas calles de aspecto medieval, al mismo tiempo que se disfruta de puntos tan conocidos como la Catedral de Santa Eulàlia, la Plaza Sant Jaume, el Carrer del Bisbe, la Plaza Real o el barrio judío.

Los lugares turísticos más importantes de Barcelona se concentran en varios puntos y son el resultado de combinar varias opciones turísticas: desde el turismo urbano hasta el nocturno, pasando por otras opciones como el turismo LGBT. En resumen, los monumentos y las zonas más destacables son:

  • Ayuntamiento: conocido también con el sobrenombre de Casa de la Ciutat, se encuentra en la Plaza Sant Jaume. Se organizan jornadas de puertas abiertas el 12 de febrero (Santa Eulàlia), el 23 de abril (Sant Jordi) y durante el Corpus Christi. Merece la pena visitarlo para disfrutar de su arquitectura gótica.
  • Sagrada Familia: el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia es una basílica católica diseñada por el famoso arquitecto Antonio Gaudí. Aunque su construcción comenzó en 1882, actualmente todavía no ha sido terminado. Se considera la principal obra maestra de Gaudí y el máximo exponente del modernismo catalán.
  • Palau de la Generalitat: en sintonía con el característico estilo gótico-renacentista de la ciudad, el palacio de la Generalidad de Cataluña es uno de sus puntos más visitados. Se encuentra en el distrito de la Ciutat Vella, concretamente en la Plaza de Sant Jaume.
  • Rambla: es una de las vías más céntricas, donde encontrarás innumerables puestos ambulantes en los que se puede adquirir desde comida hasta souvernirs de la ciudad. Si caminas desde el inicio hasta el final, llegarás hasta el famoso Monumento a Colón, en la plaza del Portal.
  • Montjuïc: la montaña de Montjuïc es un punto turístico de visita obligatoria debido en gran medida a los numerosos museos que allí se encuentran (Fundació Miró, Museo d’Arqueología, Museu Nacional d’Art de Catalunya, etc.). En el área conocida como “Anilla Olímpica” se sitúa el Estadi Lluís Companys y la torre de telecomunicaciones de Santiago Calatrava.
  • Playas: si viajas en verano, no puedes irte sin visitar las playas de la Barceloneta, Somorrostro, Sant Miquel, Sant Sebastià o Nova Icària, todas ellas de elevada popularidad. Sitges, por su parte, es el destino ideal para hacer turismo gay.
  • Parque Güell: el Parc Güell es un parque público situado en la parte superior de la ciudad. Es obra de Gaudí por encargo del empresario Eusebi Güell, de ahí su nombre. Está considerado Lugar Patrimonio de la Humanidad “Obras de Antonio Gaudí”, debido a que es un reflejo de la plenitud artística del arquitecto catalán.
  • Basílica de Santa María del Mar: construida entre 1329 y 1383, se encuentra en el barrio de la Ribera. Actualmente, es una iglesia católica de estilo gótico catalán cuya fama la ha hecho protagonista de obras literarias tan conocidas como La catedral del mar, de Ildefonso Falcones. También se hace referencia a la misma en El juego del Ángel de Carlos Ruiz Zafón.

Si tu viaje va a ser de tan solo un fin de semana (2-3 días), lo mejor sería centrarse en el distrito del Ensanche, que es el área en la que se hallan los barrios y puntos principales: Casa Milà, Arc del Triomf, Parc de la Ciutadella, Parque Zoológico de Barcelona… En un día se pueden visitar estos puntos, dejándonos la Sagrada Familia, que se encuentra un poco más alejada, para el siguiente.

Barcelona también ofrece otras posibilidades si no quieres moverte por las zonas más concurridas. Es una de las ciudades más recomendables para el turismo alternativo, con numerosas tiendas, librerías, restaurantes y lugares especiales para hacer cosas diferentes. Los barrios del Born o el Raval son los más aconsejables para disfrutar de este tipo de establecimientos.

Dónde alojarse

Como decíamos más arriba, Barcelona cuenta con una oferta hotelera casi infinita que ha ido consolidándose desde el inicio de los Juegos Olímpicos de 1992 hasta nuestros días. Sea cual sea tu tipo de alojamiento preferido, en Barcelona seguro que lo encuentras.

Las mejores zonas para dormir son las del Eixample, el Barrio Gótico y la Plaza de Cataluña. El Paseo de Gracia (Passeig de Gràcia en catalán) es también una de las mejores zonas, si bien los precios que encontraréis aquí serán algo más elevados por tratarse de uno de los puntos más céntricos, con acceso a los principales puntos turísticos.

En cambio, las zonas que conviene evitar, en especial al caer la noche, son la de las Ramblas y el Raval. Aunque en horas diurnas son los puntos más turísticos de la ciudad, lo cierto es que de noche no son los más recomendables.

Si decides alojarte en un hotel, el precio medio por noche y persona ronda los 50 € en un establecimiento sencillo y sin grandes lujos. Los hoteles más valorados son los que, como decíamos antes, se localizan en la zona más próxima al centro, en cuyo caso el precio medio podría llegar a los 100 €.

Para estancias de más de 2-3 días, una buena opción para ahorrar en comidas y cenas podría ser la de alquilar un apartamento turístico. Aunque el coste por noche pueda ser algo más elevado, al final supone una ventaja para nuestro bolsillo porque evitamos tener que comer fuera cada día, lo que termina haciendo nuestro viaje más barato.

Qué ver en los alrededores

Los viajes de 4, 5 o 6 días dan para ver muchos otros sitios y rincones no tan conocidos de la ciudad. Los municipios y ciudades de los alrededores de Barcelona son una excelente opción para conocer Cataluña en mayor profundidad, por lo que a continuación te proponemos algunas sugerencias si deseas explorar otras zonas catalanas:

Calella

Este municipio situado en la costa pertenece a la comarca del Maresme, a 56 km de Barcelona. Es un destino muy frecuentado por alemanes, razón por la que es popularmente conocido como Calella de los Alemanes. Los principales puntos de interés son el faro, las torretes, la Pineda de Can Dalmau y el paseo marítimo Manuel Puigvert.

Cardona

Situado en la comarca del Bages, esta localidad cuenta con un castillo de estilo románico-gótico que fue construido en 886 por Wifredo el Velloso. Otros lugares destacados son la Iglesia de San Miguel, la colegiata de San Vicente de Cardona, la Montaña de sal, la Plaza del Mercado y la Torre del Botxí, entre otros.

Girona

Girona es una ciudad perteneciente a Cataluña que se encuentra a unos 100 km de Barcelona, por lo que se tarda en llegar unos 40 min en AVE y 1 hora y 30 minutos en coche.

Vale la pena visitar su casco histórico o Barri Vell, uno de los más bonitos de Cataluña. Cuenta con monumentos como el Call (antiguo barrio judío), las coloridas Casas del Oñar y la Catedral de estilo gótico, considerada la más ancha del mundo.

Rupit i Pruït

Es el último pueblo de la provincia de Barcelona, perteneciente a la comarca de Osona. Se trata de un pequeño pueblo de no más de 400 habitantes donde se puede disfrutar de la visita a diversas iglesias de origen románico, como la Iglesia de San Juan de Fábregas o la de San Lorenzo Dosmunts.

El Santuario del Far y todo el núcleo urbano, con sus calles de piedra, son también puntos clave.

Rubí

Ubicado en la comarca del Vallés Occidental, se encuentra en el Valle de la riera de Rubí y destaca por sus fiestas populares. La fiesta grande es la Fiesta Mayor de San Pedro, que tiene lugar durante el fin de semana más cercano al 29 de junio.

Sabadell

Fue la ciudad pionera en la Revolución Industrial de Cataluña y, actualmente, es el quinto municipio más poblado, con más de 200.000 habitantes según datos del INE publicados en 2014.

Se pueden visitar distintos museos, tales como el de Historia de Sabadell, el de Arte o el Instituto Paleontológico Dr. Miquel Crusafont. Destaca también su fiesta mayor, denominada Aplec de la Salut, en la que las familias acuden a pie hasta la ermita para comer, bailar y llevar a cabo otras actividades en grupo.

Santa Susana

Escrito Santa Susanna en catalán, pertenece a la comarca del Maresme, en la provincia de Barcelona. Es uno de los pueblos con encanto de Cataluña, donde se pueden visitar lugares tradicionales de la costa catalana.

Por su ubicación, es un punto estratégico para iniciar rutas hacia la Costa Brava o el interior de España. La antigua capilla de Santa Susana o el Molino d’en Jordà (s. XVII) son los principales puntos de interés.

Vic

Este municipio es famoso por su niebla frecuente en invierno, época durante la cual se alcanzan temperaturas de hasta -10 °C. En verano, en cambio, son habituales las tormentas, lo que favorece la presencia de especies vegetales como el roble.

Destaca, por un lado, por contar con uno de los conjuntos de origen medieval más llamativos de Cataluña; por otro lado, sus embutidos, en especial el salchichón de Vic, son famosos dentro y fuera del país.

Cuándo ir

El clima mediterráneo de la ciudad da lugar a inviernos frescos y veranos más bien calurosos. Si decides viajar en invierno, debes tener en cuenta que la temperatura media ronda los 6-7 °C, por lo que deberás llevar ropa de abrigo, sobre todo en los meses de enero y febrero.

Una buena opción para ir a Barcelona en época invernal es hacerlo en Navidad. Te encontrarás la ciudad decorada con iluminación navideña y árboles de Navidad en los principales comercios y, además, se montan varios mercadillos a lo largo de la ciudad, como la Fira de Santa Llúcia, que se coloca justo enfrente de la entrada a la Catedral.

Te encontrarás con lluvias torrenciales frecuentes en época de otoño e invierno, en especial durante los meses de septiembre y octubre. Son comunes las tormentas fuertes acompañadas de rayos y truenos. No obstante, la ciudad con lluvia ofrece infinitas posibilidades: desde tomar algo en una tetería hasta numerosos spas para relajarse.

Julio y agosto son los meses fuertes de calor, con temperaturas de 37 °C o más. Además, el porcentaje de humedad suele ser elevado como consecuencia de su ubicación a orillas del mar. Por ello, te recomendamos buscar hoteles que dispongan de aire acondicionado o, como mínimo, ventilador si vas a visitar la ciudad condal en verano.

Por otro lado, los aficionados a las celebraciones de Semana Santa encontrarán un amplio abanico de actividades tradicionales si su estancia coincide con el periodo que va desde el 24 hasta el 28 de marzo. Ejemplos de ello son: la Procesión del Silencio de Badalona, la Semana Santa andaluza en l’Hospitalet o el Viernes Santo, con el Sermón de las Siete Palabras en la Catedral de Barcelona.

Cómo moverse

La red de autobuses está formada por 80 líneas que dan acceso a prácticamente cualquier rincón de la ciudad. Están totalmente adaptados a personas con movilidad reducida y los horarios son muy funcionales: desde las 4:25 de la mañana hasta las 23:00 h. También hay un servicio de autobuses nocturnos llamado Nit Bus, con horario de 22:40 a 5:00 de la mañana.

La ciudad de Barcelona cuenta con una de las mejores redes de transporte público de España y Europa, con 8 líneas de metro cuya frecuencia de paso en horario laborable es de cada 3 minutos aproximadamente. Además, hay parada en todos los puntos céntricos de la ciudad, por lo que es la manera más cómoda de hacer turismo de forma rápida.

Las líneas se pueden identificar fácilmente gracias a que cada una es de un color distinto. El precio de un billete sencillo son 2,15 €. No obstante, para turistas se aconseja comprar un bono T-10 por 9,95 €, que puede salir mucho más económico que moverse con billetes sencillos, especialmente si la estancia va a ser de más de un día. Existe también el abono Hola Barcelona para periodos de hasta 5 días.

Si prefieres optar por una forma de turismo más ecológica, moverte en bici es quizá la opción más recomendable. La ciudad dispone de carriles perfectamente adaptados para desplazarse de punta a punta, incluyendo los principales parques. Puedes consultar las principales empresas de alquiler de bicicletas haciendo clic en este enlace.

La tarjeta turística Barcelona Card es ideal para estadías de más de dos días, ya que permite ahorrar dinero y tiempo. Está enfocada a personas que van a estar entre 3 y 5 días, y su principal ventaja es que combina viajes en transporte público ilimitados con entrada a todos los monumentos y museos sin tener que pagar en el momento. Para más información, visita la web oficial en este enlace.

Consejos prácticos

Como es la segunda ciudad más grande de España, si vas a viajar a Barcelona te recomendamos seguir una serie de consejos para evitar contratiempos y que tu viaje sea todo un éxito, incluso si decides viajar con un presupuesto reducido:

  • Para evitar hacer colas, se recomienda comprar online la entrada para los siguientes monumentos: Sagrada Familia, Casa Batlló, la Pedrera, Santa Pau Recinte Modernista y Fundación Joan Miró.
  • Algunos museos ofrecen entrada gratis el primer domingo de cada mes en horario de 15:00 a 20:00 h. Algunos ejemplos son: Museo de Historia de Barcelona, Disseny Hub Barcelona, Museo Marítimo de Barcelona, Museo de las Artes Decorativas, Jardín Botánico y Museo de Ciencias Naturales.
  • De acuerdo con la opinión de la mayoría de viajeros, noviembre es el mejor mes para visitar la ciudad, específicamente después del puente de Todos los Santos y justo antes del puente de final de mes. Es la época en que menos turistas encontrarás.
  • Lo mejor es llevar una guía de información turística y un mapa a mano durante todo el viaje. Hoy en día las puedes encontrar en papel, pero también en formato “epub” para libro electrónico, para iPad, descargables de Internet de forma gratuita, APPs para el smartphone
  • Las redes sociales son también un medio de comunicación excelente para informarse de las mejores ofertas y agendas de eventos. En Facebook puedes encontrar varias páginas útiles, como Barcelona.com o Barcelona Cultura (ambas en catalán).

Si viajas en tren, lo más habitual es que el destino sea la Estación de Barcelona-Sants, donde encontrarás la mayoría de establecimientos necesarios, incluyendo una Oficina de Turismo, una tienda oficial del FC Barcelona, el Hotel Sants y un depósito de equipaje, muy útil para moverse por la ciudad sin tener que llevar a cuestas maletas u otros bultos.

Este artículo ha sido compartido 28 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Guías turísticas" para que puedas seguir la lectura: