Si vamos a viajar a Londres por una conexión o por un viaje rápido en el que solo podamos estar 24 horas en este destino, debemos saber que esta ciudad nos ofrecerá muchas opciones de actividades culturales, históricas, gastronómicas, entre otras, por lo que debemos viajar ya con un itinerario previo para aprovechar cada minuto en Londres.

Estando en Londres lo ideal es hospedarnos por el centro a fin de poder movilizarnos por la ciudad sin problemas. Está totalmente preparado para el turismo. Dentro de los puntos imprescindibles para visitar está el Big Ben, el London Eye (donde desde 25 euros podremos pasear en sus cápsulas transparentes para tener una visión total de la ciudad) y el Palacio de Buckingham.

Además, si organizamos bien la mañana, por la tarde podemos ir al Tate Modern (galería de arte muy visitada en Londres), el Museo Victoria & Albert (si contamos con tiempo podemos degustar un delicioso bocadillo en su cafetería), y, también podemos incluir la Galería FOLD.

Por la tarde podemos pasear por sus parques emblemáticos como son el St James Park y Hyde Park. Si viajamos en viernes podemos visitar el Mercado de Portobello en Notting Hill. Finalmente, podemos recorrer las tiendas Selfridges, Harvey Nichols y Harrods para hacer algunas compras antes de irnos de esta ciudad.