La Grúa de Piedra en Santander es una vieja reliquia industrial, situada en pleno Paseo Marítimo de la ciudad. Se ha convertido en todo un símbolo de identificación de la ciudad y en punto de encuentro de los habitantes de la ciudad.

Esta construcción data de 1900. Sirvió durante décadas para la carga y descarga de todo tipo de barcos, desde pequeños pesqueros hasta grandes mercantes y cargueros, y permanece inalterable frente a la bahía santanderina.

Consta de una base de hormigón sobre la que se encuentra la pequeña cabina de manejo y el brazo de la grúa. Está muy bien conservada, y su situación es envidiable: el Muelle de Maura frente al Paseo de Pereda, y muy cerca al Palacete del Embarcadero y el Club Marítimo. Las vistas desde allí son muy bellas.

Para llegar se puede tomar las líneas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 12, 13 y 15 del autobús, los cuales llegan a las paradas de Jardines de Pereda, Puerto Chico y Paseo de Pereda.