La finalidad de la nueva entidad era, por una parte, promover la enseñanza musical (de aquí el nombre de Liceo) y, por otra, la organización de representaciones escénicas de teatro de ópera, por parte de los alumnos. En 1838, la entidad cambió el nombre por el de Liceo Filarmónico Dramático de S.M. la Reina Isabel II. Tienes más información en: “Gran Teatro del Liceu de Barcelona“.

Tienes más información en: "Gran Teatro del Liceu de Barcelona".