Giudecca es la isla que se encuentra frente al centro de Venecia, hacia el sur, cruzando el Canal de la Giudecca, desde Plaza San Marcos, a unos 300 metros. Es la mayor de las islas de Venecia.

Se cree que su nombre se debe a que fue el primer sitio donde se ubicó a la población judía. Devino en refugio de la clase burguesa y posteriormente, en el siglo XIX, barrio obrero.

En la actualidad es una zona residencial muy tranquila, que está sufriendo un proceso de transformación de sus edificios de las zonas industriales abandonadas, convirtiéndose en refugio de artistas e intelectuales en los nuevos complejos residenciales de vanguardia. Hay muchos hoteles y tiendas de alimentos, por lo que muchos turistas la eligen para alojarse porque resulta más barato.

Entre lo más destacable del paseo podemos citar la Iglesia del Redentor diseñada por Palladio cuando, a fines del siglo XVI, la peste azotó la ciudad matando a la tercera parte de la población y el Dux decidió agradecer el fin de la misma construyendo templos.

Un buen momento para visitar la isla es en la tercera semana de julio, durante la celebración de la Fiesta del Redentor, cuando con barcas se hace un puente flotante para cruzar a la isla, como en aquellos años, para dar gracias.