La gastronomía de Inglaterra es poco conocida y de mucha calidad. Rompamos de una vez el mito: la comida puede ser diferente pero es excelente. Se caracteriza por el equilibrio entre tradición y multiculturalidad.
La cocina internacional tiene gran presencia. Pero probemos su propia comida. Su base son los platos tradicionales ingleses con la incorporación de ingredientes exóticos europeos, americanos y asiáticos.
Para entender esta cocina quizás sea mejor empezar conociendo cómo se come allí.
La comida más importante es el desayuno. Huevos revueltos con bacon (que es casi jamón) horneado, salchichas, tomate, zumo de pomelo o frutos del bosque, porridge (avena cocida con leche), tostadas de panes variados, muffins y café con leche o té.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Con tan abundante y nutritivo desayuno no necesitaremos un gran almuerzo: haremos un lunch. Bastará con que tomemos sobre las 12,30 horas una ensalada bien completa con carnes o un sándwich (los mejores!!!) . Así llegamos a la hora del té, que acompañaremos con pastas, mantequilla y mermeladas, a eso de las 16,oo horas.

Fish and chips

La cena, no demasiado tarde, inicia con una copa, comeremos entrada, plato principal y postre acompañado con té. Beberemos cerveza o vino, que los hay del mundo entero!

Roast beef

Ahora te cuento los platos más conocidos entre los que elegirás: Fish and chips es un clásico y probablemente el más conocido. Pasty es una empanada de carne con verduras y patatas. Un buen roast beef, o cualquier carne de cerdo o cordero asadas, con salsas elaboradas. Los vegetales más utilizados son patatas, baked beans (judías aliñadas), zanahorias y brócolis, todos cocidos. Las especias son una adquisición asiática infaltable. Sus pescados preferidos: el salmón y la trucha.

La repostería te tienta con los pancakes, pasteles de frutas, chocolate y queso, torta Bakewell y el tradicional Christmas’ Pudding. Toda una variedad difícil de resistir.

Pudding

Un consejo: come en los pubs. Allí es más barato y hacen la auténtica comida inglesa. Los hallarás hasta en los pueblos más pequeños.