A pesar que las frutas y verduras abundan en Hungría, éstas no forman la base de su gastronomía. Los ingredientes que nunca faltan en los platos húngaros son la carne y los sabores picantes. El plato más conocido es el gulash, hecho a base de carne de res, cebollas, pimientos, es muy popular en la cocina de este país a pesar de ser muy sencillo.

Preparado de Gulash

El uso del pimiento y pimentón es muy común, así como del ajo. Las frituras se realizan con manteca de cerdo. El Libamáj es un plato en base a hígado de ganso muy exquisito en la región. Sus platos principales suelen estar compuestos por carne de cerdo o pescado bien cocido y una guarnición de pepinillos en vinagre.

Libamaj

En Hungría particularmente el desayuno es muy ligero, está compuesto de pan fresco, llamado “kifli”, frutas, verduras o cereales, es la comida del mediodía la que toma fuerza en la alimentación húngara, consta de sopa, un plato principal hecho con carne y finalmente un postre. Finalmente la cena es similar al desayuno.
Entre los postres, el más conocido es el Dobostorta, un pastel elaborado con moca y caramelo.

Dobostorta