La cocina española ha alcanzado niveles de renombre internacional, con distinciones como las Estrellas Michelin en el haber de no pocos cocineros madrileños, catalanes y vascos. Actualmente todas las guías gastronómicas incluyen a España lugar de honor.
Gastronomía
En cualquier ciudad de España puedes encontrar restaurantes con cocina internacional y comida tradicional española.
La cocina española, siempre gira alrededor de los ingredientes de la dieta mediterránea: el aceite de oliva, el jamón, los pescados y mariscos, cereales y las frutas y verduras que el huerto español tiene en gran abundancia y variedad. Hoy en día, con la moda de las dietas saludables la dieta mediterránea ha sido puesta en el lugar de privilegio que nunca debería haber perdido, y se ha demostrado que no solamente es una dieta apetecible sino que también es sana y ayuda a equilibrar nuestro organismo.
Las tapas
Cada región tiene una manera especial de combinar estos elementos dando como resultado los platos regionales. Pero debemos destacar la famosísima paella, de cuna valenciana y basada en el arroz, que en todas sus variantes tanto gusta a los turistas.
La Paella
El segundo plato que reina por su fama y aceptación mundiales seguramente es la tortilla española. Y, en tercer lugar debemos hacer justicia al gazpacho andaluz, fruto de la región que más sufre el calor estival, este plato sencillo y fresco basado en el tomate no falla en las mesas veraniegas.
Pero la gastronomía española se muestra en pequeñas dosis con las exquisitas tapas. Consisten en pequeñas porciones de comida, presentadas en platos o sobre panecillos.
Tapa de Jamón
No hay viajero que no las cate, ya sea con cerveza, con los excelentes vinos regionales de prestigio mundial, o la sidra asturiana, dependerá del lugar donde las coma. Personalmente creo que es la mejor manera de probar la gran variedad de embutidos, jamones, quesos y todo lo que la buena mesa española nos ofrece.
No debemos olvidarnos de los postres, donde sin lugar a dudas es el turrón de almendras y miel la mejor herencia de la mesa musulmana.