La gastronomía de Egipto es sumamente variada y recibe influencias de la cocina africana y la mediterránea. Si bien podemos percatarnos que sus platos suelen servirse en abundancia, también existe un contraste muy marcado por la religión del Islam y la cultura musulmana que rige sus costumbres. Se trata de una comida muy sana y simple.

Foul de habas

Foul, es el nombre del plato nacional egipcio, y está basado en habas guisadas con cebolla, comino y limón, se ofrece en cada comida. Es un alimento típico en los periodos de abstinencia del Ramadán (noveno mes del año en que los musulmanes hacen ayuno diario desde que amanece, hasta que oscurece).

Generalmente los platos se sirven con carnes de pescado que suelen conseguirse en el mar Mediterráneo, la carne más empleada en la cocina es la del cordero, que se prepara guisada, cocida o asada. Pero el pollo también se consume en Egipto. Es más el Molokheya es una sopa preparada con diversas hiervas, ajos, pimienta que se sirve con arroz y trozos de pollo.

Molokheya

El haba es una legumbre muy apreciada en Egipto, por eso forma parte de su plato nacional. Se preparan y sirven de diversas maneras. Si visitas Alejandría no puedes dejar de probar las gambas gigantes, una especie de langostinos.

Guzeya