Es el interior. Observar el ventilador, las imágenes religiosas, las fotos familiares y las cuerdas del techo, para pedir la parada.

Sin puerta de acceso y a la derecha, una especie de sofá…

Volver a: Guía de un viaje a Malta (I): Sliema – St. Julians.