una estatua de bronce, con un hombre en una posición que lo denota mal herido. Según la tradición da buena suerte tocar esta estatua.

El monumento fue realizado por Julien Dillens en honor a Everad, un ciudadano de Bruselas. En el siglo XIV, este personaje murió por proteger a la cuidad de los abusos y defender sus derechos. Tienes más información en: “Fotos – Bruselas“.

Tienes más información en: "Fotos – Bruselas".