Las festividades en Praga no se detienen. Estas son algunas de las principales:

Carnaval Bohemio: A fines de enero y comienzos de febrero (unos 6 días en total), Praga celebra sus raíces. El carnaval se divide en 4 partes: Divertimento Furioso (desfiles de máscaras por la ciudad), Bohemia Divina (exhibiciones y conciertos), Praga Mysteriosa (comerciantes y diseñadores de moda muestran sus trabajos más vanguardistas) y Cuisine d’Alchimiste (la comida típica del país es puesta a prueba por los paladares locales y extranjeros). La mayor actividad se concentra los viernes y sábados.

Pascua: Praga la celebra de una forma muy particular. La ciudad se decora con lazos y se abren mercados de pascua en toda la ciudad vendiendo los clásicos huevos de colores y otros objetos típicos. Además hay una tradición algo polémica: los lunes es legal dar golpes (suaves) a las mujeres con unas varas especialmente decoradas. Estas varas simbolizan “juventud”, por lo que las mujeres agradecen el “gesto” con huevos de colores o chocolate.

Festival Primaveral de Música Internacional: Se celebra entre 12 de mayo y 14 junio. Es una ventana para artistas, orquestas sinfónicas y música de cámara de todo el mundo. El festival hace tributo a trabajos pasados de varios compositores, así como estrenos mundiales de composiciones de autores contemporáneos. El 2010 celebra su edición número 65.

Festival de Teatro Urbano de Praga: A mediados de julio, durante 3 días unas 15 compañías de teatro llenan de color la Plaza Wenceslao. Se puede disfrutar de los espectáculos fuera de lo común de estas compañías de teatro de todo el mundo.

Festival de Folklore Internacional: Festival de 6 días celebrado a fines de agosto. Reúne a los principales exponentes de la música folclórica internacional. Unos 30 grupos con unos 1.200 artistas locales e internacionales llegan a la capital checa. Se da en el Teatro de la biblioteca de la ciudad.

Festival Internacional de la Televisión – Praga Dorada: Este festival en octubre es organizado por la televisión checa. Se ha vuelto uno de los festivales más importantes y antiguos dedicados a la música y danza en televisión. Por toda la ciudad hay eventos para celebrar el festival y se instalan varias pantallas gigantes para poder seguirlo.