La Feria de Abril de Sevilla es, sin lugar a dudas, mundialmente conocida. Nacida en 1847, sus orígenes eran de corte comercial, como Feria del Ganado y duraba tres días.

Con el tiempo fue creciendo la cantidad de vendedores y compradores de animales, y muchos comerciantes llegaban hasta allí para vender sus productos. Los vecinos concurrían atraídos a lo que terminó siendo un encuentro social y, finalmente, la fiesta creció hasta lo que hoy conocemos con casi dos semanas de diversión.

Desfile de Feria de Abril

Se lleva a cabo dos semanas después de la Semana Santa, junto al Barrio de los Remedios. Y está estrechamente relacionada con la feria taurina que se celebra en la Real Maestranza con un importante cartel de toreros y ganaderías.

Caseta de la Feria de Sevilla

La superficie que la acoge tiene un millón de metros cuadrados divididos en tres sectores: el Real de la Feria, así llamado por el apoyo que le dio la Reina Isabel II, donde se instalan más de mil casetas. La Calle del Infierno, donde funciona el Parque de Atracciones y un sector dedicado al aparcamiento con más de 20.000 plazas. El Real de la Feria tiene varias calles con nombre y numeración organizada para las casetas. Te dejamos un vínculo para que puedas ver el plano de la Feria.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Entre lo más impactante que verás se encuentra el “Alumbrao”, momento de inauguración oficial, cuando el alcalde enciende las más de 22.000 bombillas que poco a poco iluminan la gran estructura de la Portada. Luego el Real se va iluminando también hasta quedar todos los farolillos encendidos. Es el momento más esperado, y estalla la fiesta. La comida tradicional en las casetas, esa noche es el “pescaíto frito”.

Trajes de flamenca en Sevilla

Durante el día los caballos y los carruajes engalanados toman las calles en un desfile incesante de trajes de gitana. Baile y cante se instalan para no cesar hasta el último día.