Madrid y Barcelona son las dos ciudades más importantes de España y como tal en ella el visitante tiene una amplia oferta de lugares de interés y de ocio. Reflejan en su arquitectura y urbanismo el paso de la historia y, sin embargo hay otro aspecto que cabe destacar, tal y como es su respectiva situación geográfica. Ésta nos permite visitar lugares cercanos y que son resquicios de un periodo, la Edad Media, que ambas ciudades no pueden ofrecer al visitante.

MADRID

Ávila
Rodeada de murallas medievales, esta ciudad se sitúa a aproximadamente 120 kilómetros de Madrid (Alojamiento aqui) y es famosa por la carne de ternera de la sierra. Para cualquier enamorado de la carne, el chuletón de la sierra es un regalo. En el camino a Ávila se encuentra el Escorial, palacio construido por Felipe II a las afueras de Madrid.

Muralla de Avila

Toledo
Toledo es una ciudad mágica, en la que se respira historia. Durante años, sede de la corte castellana, fue ejemplo de la convivencia de las tres culturas que compartieron la peninsula ibérica en el medievo, la cristina, musulmana y judía. Tema recurrente en la obra de El Greco, se encuentra a algo mas de una hora de Madrid.

Paisaje Toledo

Cuenca
Esta ciudad, famosa por las casas colgadas, se encuentra a aproximadamente 2 horas y media de Madrid. Dada su belleza, la ciudad y su entorno natural bien valen el esfuerzo. Incluso vale la pena no volver por la noche a Madrid y pasar la noche en uno de los hoteles conquenses para volver al día siguiente para minimizar el impacto del trayecto.

Paisaje Cuenca

BARCELONA

Girona
A algo más de una hora y cuarto en coche de Barcelona (encuentre alojamiento en Barcelona) se encuentra Girona. Las casas antiguas se reflejan en el río y llenan de colores pastel la vista. En los últimos años se ha terminado la reconstrucción de la muralla y ésta ahora rodea la ciudad antigua en lo que se ha denominado el Passeig de la Muralla.

Girona

Castello d’Empuries
Preciosa ciudad medieval a aproximadamente dos horas de Barcelona y a una de Girona, esta ciudad situada en lo alto de una colina es un gran ejemplo de la arquitectura urbana medieval en el norte de España.

Castello d'Empuries