Descubrir el desierto de sal, es toda una maravilla para nuestros ojos, desde el momento en que lo vislumbramos a distancia por su alto reflejo hasta que ponemos los pies en tierra (o en sal), es como si estuviéramos parados sobre un espejo, una superficie tan fina y lisa, debido al grado de congelación que presenta la alta concentración de sal en una profunda capa de mas de 120 metros de espesor!. Tienes más información en: “Excursión a Bolivia“.

Tienes más información en: "Excursión a Bolivia".