El Estadio San Mamés de Bilbao, conocido como “La Catedral”, es la casa del Athletic Club. El nombre del recinto proviene de una iglesia homónima cercana al estadio. De hecho, el apodo del equipo (los “leones“) es debido al mismo San Mamés, mártir que fue arrojado a los leones y sobrevivió.

Fue abierto en 1913, para un encuentro entre el Athletic Club Bilbao y el Irún Racing. El hecho de ser el estadio más antiguo de España, más su nombre eclesiástico es lo que le ha dado el peculiar apodo de “La Catedral”. Durante su historia sufrió varias ampliaciones (y reducciones) hasta dejarlo con una capacidad de 40 mil espectadores. Ha sido sede de varios eventos de gran importancia, desde el mundial de España 82 hasta conciertos multitudinarios de The Rolling Stones y AC/DC.

El arco en el exterior se ha convertido en uno de símbolos de la ciudad. Esta estructura metálica fue revolucionaria para la época dado que permitía la ausencia de columnas y, por consiguiente, una importante mejora de la visibilidad.

Al interior no se puede dejar de ver la Sala de Trofeos y Exposiciones del Athletic Club. Toda visita incluye un recorrido por los equipos históricos, las fotografías y los banderines, y también una visita guiada por “La Catedral”: antepalco y palco, sala de prensa, vestuarios y terreno de juego.

El precio de la entrada para adultos es de 6 euros. Menores de 14 años pagan 4 euros. Socios y simpatizantes reciben un 50% de descuento. El horario de visitas es de las 10:00 hasta las 14:00 y de las 16:00 hasta las 18:40. Sábados abre hasta las 19:00 y domingos sólo hasta las 14:00.

El Estadio está bien comunicado con el transporte público mediante la estación Intercambiador de San Mamés, donde confluyen las líneas L1y L2 del Metro de Bilbao; las líneas C1 y C2 de Renfe Cercanías Bilbao y la línea A del EuskoTran.

Cabe resaltar que se prevé demoler el Estadio el 2013 dado que en la actualidad se está construyendo uno nuevo con capacidad para 53 mil personas. Existe proyectos para mantener el antiguo Estadio y darle vigencia, pero aún no hay nada concreto.