El Templo de Debod es uno de los principales atractivos turísticos de Madrid. De origen egipcio, se calcula que tiene una antigüedad superior a los 2.200 años. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 2008 y forma parte del Patrimonio Histórico de España desde entonces.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Origen

En sus orígenes, el famoso Templo de Debod de Madrid estaba situado al sur de Egipto, concretamente en la Baja Nubia, muy próximo al gran centro religioso creado en honor a la diosa Isis en la isla de Filé. Se estima que en la actualidad tiene unos 2.220 años de antigüedad.

Esta zona del Antiguo Egipto, fronteriza con el reino de Meroe, fue durante la era ptolomaica objeto de disputa entre los gobernantes egipcios y los meroitas. Todo ello tuvo lugar aproximadamente hasta el siglo I a.C., momento en que los romanos establecieron definitivamente la frontera en Maharraqa.

La construcción del Templo de Debod se inició en el siglo II a.C. por orden del rey Adujalamani de Meroe.

Gracias a él, se erigieron las capillas que se conservan a día de hoy en honor a los dioses Amón de Debod e Isis. De hecho, es gracias a esta capilla por lo que hoy se posee documentación acerca de la existencia de este monarca.

En los años posteriores, durante la era del faraón Ptolomeo VI, se fueron construyendo nuevas estancias alrededor del núcleo original de la capilla, lo que le confirió al templo un aspecto más similar al que puede apreciarse actualmente en Madrid.

Fue durante la era de Ptolomeo VII y Ptolomeo XII cuando se construyeron los dos sagrarios existentes o naoi dedicados a la diosa Isis y Amón de Debod.

Finalmente, cuando Egipto fue anexionado al Imperio Romano, fueron los emperadores Augusto, Tiberio y Adriano, aunque la presencia de este último es dudosa, quienes terminaron de decorar el vestíbulo del templo. También añadieron una capilla especial llamada mammisi.

Sin embargo, el cierre de los santuarios dedicados a Isis en la isla de Filé durante el siglo VI supuso el abandono del templo hasta pasados varios siglos.

Traslado a Madrid

Ya en la era contemporánea, concretamente en 1960, se inició en Egipto la construcción de la Gran Presa de Asuán.

El gran lago artificial resultante, con sus más de 500 km de longitud, suponía la desaparición de los diversos monumentos y lugares arqueológicos de la zona de la Baja Nubia, entre ellos el Templo de Debod, que quedaría sumergido para siempre en sus aguas.

Ante semejante situación, Sudán y Egipto realizaron una petición a la UNESCO para que hiciera un llamamiento internacional a fin de colaborar entre todos para la conservación y el salvamento de los templos, monumentos y lugares arqueológicos en peligro.

El resultado fue satisfactorio, por lo que Egipto decidió regalar cuatro de los templos salvados a aquellos países que más habían contribuido en las tareas de conservación. Así, España fue uno de estos países y en 1968 recibió el Templo de Debod en forma de agradecimiento por la ayuda prestada.

Los otros tres templos fueron donados a otras naciones colaboradoras: el Templo de Dendur a los Estados Unidos (Metropolitan Museum de Nueva York), Ellesiya en Italia (Museo Egipcio de Turín) y Taffa a los Países Bajos (Rijksmuseum van Oudheden de Leiden).

No fue hasta 1970 cuando los sillares llegaron a la capital de España o, lo que es lo mismo, Madrid. Una vez en el país, fueron instalados en el solar del antiguo Cuartel de la Montaña. El Templo pasó por un proceso de reconstrucción antes de su apertura al público en 1972. Fue colocado de forma que mantuviese su orientación original, esto es, de este a oeste.

Actualmente, el Templo de Debod es uno de los principales atractivos turísticos de Madrid, así como uno de los pocos testimonios arquitectónicos completos que pueden observarse fuera de Egipto. Además, es el único templo de estas características existente en España.

Cómo llegar

El Templo de Debod se encuentra en Madrid y es el único templo de origen egipcio que puede encontrarse en España. Se encuentra en la famosa Plaza de España de Madrid, junto al Paseo del Pintor Rosales, concretamente en el Parque del Oeste, área donde se hallaba el Cuartel de la Montaña, edificación militar que fue inaugurada en 1972.

El templo está muy cerca de las principales calles comerciales de la ciudad: la Gran Vía y la calle Princesa. Además, en sus inmediaciones se encuentran otros museos de la talla del Museo Cerralbo, el Palacio Real o la Ermita de San Antonio, entre otros.

Al Templo de Debod se puede llegar mediante diversos medios de transporte. Acceder a él es muy sencillo a pie si nos encontramos en lugares como la Gran Vía, el Palacio Real o incluso la Estación del Norte. También se puede llegar en metro desde la estación Plaza de España (líneas 3 y 10) o Ventura Rodríguez (línea 3).

Si prefieres moverte por Madrid en autobús, hay varias líneas con parada cerca del Templo de Debod. La línea 74 tiene parada en la calle Ferraz, justo enfrente del templo, y también en la calle Pintor Rosales. Si viajas en las líneas 25, 39, 46, 75, 138 o C1, la parada más cercana es la de San Vicente-Cadarso. Las líneas 3, 44, 133, 148 y C2 tienen parada en plena Plaza de España y la 1, 2 y 74 en Princesa-Ventura Rodríguez.

Se puede acceder en tren de cercanías RENFE desde la Estación de Príncipe Pío, aunque, como decíamos, si lo preferís podéis llegar andando en pocos minutos desde allí. Otra opción es la ruta 1 del bus turístico, concretamente la parada n.º 10 llamada “Templo de Debod”.

Si te mueves en coche, debes saber que el templo se encuentra en una zona de Madrid de estacionamiento regulado, por lo que deberás abonar la tarifa correspondiente a las horas en las que tu vehículo vaya a permanecer estacionado. Las tarifas pueden variar según las fechas y el día de la semana.

El edificio y sus alrededores

El templo está actualmente restaurado y sus diferentes salas y estancias pueden visitarse. No obstante, para verlo desde el exterior y disfrutar de las vistas en su máximo esplendor se recomienda hacerlo al atardecer.

También es recomendable acercarse a contemplarlo durante la puesta de sol o por la noche para ver el bonito reflejo del templo sobre el estanque y cada una de sus partes iluminadas. El horario de iluminación es a las 21:30 horas.

Las principales salas del templo son dos: en primer lugar, la capilla de Adijalamani o de los relieves y, en segundo lugar, el Mammisi, que significa literalmente lugar de nacimiento en lengua copta:

  • Capilla de Adijalamani: es el núcleo arquitectónico del santuario y la parte más antigua conservada. Su estado de conservación es aceptable. Está decorada con diversas escenas en representación del rey adorando a los dioses y ofreciendo sacrificios. Es una capilla consagrada al dios Amón de Debod, quien recibe culto junto a Isis, Hathor, Horus, Osiris, etc.
  • Mammisi: se trata de la sala donde en sus orígenes la diosa venerada en el templo daba a luz. Esta es la razón por la que se le ha dado el nombre de mammisi o lugar de nacimiento, aunque investigaciones recientes sugieren que pudo tratarse de una sala destinada a otros fines.

Otras dependencias de interés turístico son el vestíbulo, la antesala del naos, la sala de los naoi, el corredor sur, la capilla osiriaca y las capillas de la cabecera, las criptas, el uabet (lugar de purificación de los sacerdotes) y la terraza, donde solía celebrarse el Ritual de Año Nuevo en el Antiguo Egipto.

Visitar el Templo de Debod al completo puede llevarte alrededor de 45 minutos o 1 hora como máximo. Al finalizar tu visita, existen un sinfín de actividades y lugares cercanos al templo que puedes visitar, puesto que se encuentra en pleno centro de la capital de España.

En primer lugar, los jardines del Parque del Oeste (lugar donde se encuentra el templo) son un área tranquila por la que puedes pasear y disfrutar del mirador con vistas a la zona de la Casa de Campo, el mayor parque público del municipio de Madrid. En él se encuentran el Parque de Atracciones de Madrid, el zoológico, el teleférico, el pabellón Madrid Arena, etc. Muchos son los que practican yoga o tai chi en sus jardines.

También puedes llegar a pie a la Gran Vía madrileña, la mayor área comercial de la ciudad y una de las principales calles de Madrid, sin olvidar el tramo que va desde la plaza de Callao hasta la Plaza de España, conocido como el Broadway madrileño por sus numerosos cines y teatros. Aquí se encuentran también las principales cadenas internacionales de moda.

Entrada, horarios y actividades

La entrada al Templo de Debod es gratuita para todos los visitantes independientemente de la época del año en que vayas a realizar tu visita. El templo permanece cerrado todos los lunes, así como los días 24 y 31 de diciembre, los festivos 1 y 6 de enero, y el 25 de diciembre (Navidad).

Los horarios del templo y la apertura de salas pueden cambiar por diversos motivos, por lo que se aconseja confirmarlos por teléfono. En cualquier caso, el horario general es el siguiente:

  • Del 1 de octubre al 31 de marzo: de martes a viernes de 9:45 a 13:45 y de 16:15 a 18:15 horas. Sábados, domingos y festivos de 9:30 a 20:00 h.
  • Del 1 de abril al 30 de septiembre: de martes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00 horas. Sábados, domingos y festivos de 9:30 a 20:00 h.

Aunque, como ya hemos indicado más arriba, la entrada es totalmente gratuita, es obligatoria la reserva para visitas de grupos de más de 10 personas y cuando se trate de actividades con fines didácticos, tales como visitas escolares. Por medidas de seguridad, el aforo máximo es de 50 personas.

El templo cuenta con varios programas de actividades didácticas dedicadas principalmente a los más pequeños. Por ejemplo, el programa Debod en Familia está destinado tanto a padres como a niños de entre 5 y 12 años. También existen talleres destinados a grupos escolares (de 3 a 12 años). El objetivo es que los niños aprendan sobre la cultura del Antiguo Egipto.

El Templo de Debod no está actualmente adaptado a personas minusválidas, por lo que la circulación en su interior es complicada para estos visitantes. Esto es debido a su propia estructura interna, cuyas áreas y salas son de dimensiones reducidas, con pasillos estrechos y diversas barreras.

Este artículo ha sido compartido 20 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Guía turística de Madrid" para que puedas seguir la lectura: