El Panteón es el único edificio de la Roma antigua que ha llegado hasta nuestros días casi inalterado. Se trata de un templo dedicado a todos los dioses. Está emplazado en la Piazza della Rotonda, en el mismo lugar donde el general Marco Agripa lo mandara a construir, en el 27 a.C.. El que ha llegado a la actualidad se conoce como Panteón de Agripa, porque el nombre aparece en la fachada, pero fue Adriano quien lo hiciera, a principios del siglo II.

El Panteón de Roma

Posee una fachada de columnas corintias con un frontis triangular que ocultan la cúpula. Esta roza la perfección, con una altura y diámetro coincidentes de casi 44 metros y con la bóveda más grande que jamás se haya construido.

Panteón de Roma

En el centro de la bóveda hay una abertura de 9 metros que representa la unión con los dioses. Por ella entra la luz y la lluvia, que es recogida por un sistema en el pavimento de mármol, que a tal efecto está agujereado y levemente deprimido. Es mágico pasar allí un día de lluvia.

Panteón de Agripa de Roma

Lamentablemente las placas de bronce que cubrían el techo fueron saqueadas para confeccionar el baldaquín de la Basílica de San Pedro y los cañones de Castel Sant’Angelo.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Fue el primer templo pagano en ser consagrado como iglesia católica. Allí se guardan los restos del rey Victor Manuel II y del pintor Rafael.
La entrada es gratis y el horario es de 8:30 a 19:30 de lunes a sábados y los domingos de 9 a 17:30 horas.