La ciudad de Segovia es mágica, no solo por su casco histórico reconocido como Patrimonio de la Humanidad, sino porque es un destino ideal para escapar de la saturación de las grandes ciudades. Si estamos de visita en Segovia debemos incluir en nuestro itinerario el pasear por sus atracciones turísticas y el degustar de lo mejor de su gastronomía, es decir, de su cochinillo.

Restaurante Jose María fotos

Segovia es un destino reconocido en el mundo gastronómico por sus especiales, donde se destaca el cochinillo, por lo que es ideal incluir en nuestro itinerario de viaje un tour gastronómico a fin de que degustemos este plato. En la mayoría de restaurantes de Segovia encontraremos que lo que más destaca en su cochinillo es la combinación de materia prima y perfecta elaboración.

El cochinillo de Segovia es considerado como patrimonio cultural y gastronómico de los segovianos por lo que al degustar este plato no solo debemos tener en cuenta la sazón, sino también, la constante preocupación de sus especialistas por mejorar la calidad del producto a través de cuidados especiales destinos a la crianza del animal.

Comer cochinillo en Segovia

Aunque el cochinillo (también llamado tostón asado) es también popular en otros destinos como Madrid y Aragón, solo en Segovia es considerado un patrimonio cultural. Si lo degustamos en un restaurante o local tradicional, es seguro que habrá sido preparado al horno en las típicas cazuelas de barro y que será servido con la corteza crujiente y con un brillo uniforme. Si es servido caliente, lo ideal es acompañarlo con un vino.

el cochinillo en segovia

Si en algún momento queremos preparar este platillo, es importante saber que se debe abrir y acomodar en la cazuela con su piel hacia abajo, después, tendremos que agregar agua, sazonarlo con sal y algunas especies y colocarlo en el horno después de haberlo precalentado a 180 grados.

El tiempo ideal de ser cocido es de 60 minutos, después de esta hora deberemos retirarlo y darle vuelta para evitar que se cocinen de más -o en el peor de los casos se quemen- el rabo y las orejas. Lo podemos colocar sobre una fuente o sobre papel de aluminio, después de unos minutos estará listo para servir.