Los ciudadanos de los países que forman parte del espacio de Schengen pueden circular libremente de un territorio a otro sin necesidad de visado ni pasaporte, tan solo con su documento nacional de identidad (DNI). Tienes más información en: “El espacio Schengen y los Estados miembros de la Unión Europea“.

Tienes más información en: "El espacio Schengen y los Estados miembros de la Unión Europea".