El espacio Schengen y los Estados miembros de la Unión Europea

Sandra Fernández Arenas

La Unión Europea (UE) se estableció tras la entrada en vigor del Tratado de la Unión Europea (TUE) o Tratado de Maastricht en 1993 y está formada actualmente por 28 Estados europeos. Gracias al Acuerdo de Schengen, firmado en 1985, varios países comunitarios pertenecientes al llamado espacio Schengen disfrutan hoy de la supresión de controles fronterizos entre dichos países, lo que permite la libre circulación de personas, salvo algunos casos excepcionales que detallamos a continuación.

Índice

El espacio Schengen y los Estados miembros de la Unión Europea

Estados miembros

Los países fundadores de la Unión Europea fueron originalmente Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y Países Bajos. A día de hoy, la UE está conformada por un total de 28 Estados miembros, salvo algunas excepciones como los casos de Islandia, Rusia, Noruega y Suiza, que son estados europeos pero no forman parte de la UE. Algunos territorios europeos pertenecientes a Estados miembros de la Unión tampoco se incluyen en la UE; es el caso de las Islas del Canal y las Islas Feroe.

A continuación se muestran los actuales estados miembros de la Unión junto con su fecha de adhesión y su capital:

País Fecha de adhesión Capital
Alemania 25 de marzo de 1957 Berlín
Austria 1 de enero de 1995 Viena
Bélgica 25 de marzo de 1957 Bruselas
Bulgaria 1 de enero de 2007 Sofía
Chipre 1 de mayo de 2004 Nicosia
Croacia 1 de julio de 2013 Zagreb
Dinamarca 1 de enero de 1973 Copenhague
Eslovaquia 1 de mayo de 2004 Bratislava
Eslovenia 1 de mayo de 2004 Liubliana
España 1 de enero de 1986 Madrid
Estonia 1 de mayo de 2004 Tallin
Finlandia 1 de enero de 1995 Helsinki
Francia 25 de marzo de 1957 París
Grecia 1 de enero de 1981 Atenas
Hungría 1 de mayo de 2004 Budapest
Irlanda 1 de enero de 1973 Dublín
Italia 25 de marzo de 1957 Roma
Letonia 1 de mayo de 2004 Riga
Lituania 1 de mayo de 2004 Vilna
Luxemburgo 25 de marzo de 1957 Luxemburgo
Malta 1 de mayo de 2004 La Valeta
Países Bajos 25 de marzo de 1957 Ámsterdam
Polonia 1 de mayo de 2004 Varsovia
Portugal 1 de enero de 1986 Lisboa
Reino Unido 1 de enero de 1973 Londres
República Checa 1 de mayo de 2004 Praga
Rumania 1 de enero de 2007 Bucarest
Suecia 1 de enero de 1995 Estocolmo

Además, con la puesta en marcha de la Unión Económica y Monetaria (UEM) se estableció no solamente un Mercado Común, sino una moneda única: el euro (€). Es así como nace la llamada zona euro o Eurozona en 2002, a la que fueron añadiéndose diversos Estados miembros progresivamente.

Reino Unido y Dinamarca, a pesar de formar parte de la Unión Europea, decidieron quedarse fuera de la Eurozona tras la ratificación del TUE. Por ello, la moneda del Reino Unido es la libra esterlina (£) y, la de Dinamarca, la corona danesa (kr).

Acuerdo de Schengen

El Acuerdo de Schengen se firmó en 1985 y tiene como fin la supresión de los controles fronterizos dentro del denominado espacio de Schengen, lo que supone la creación de una zona de libre circulación. El Reino Unido e Irlanda, aunque sí que participan en ciertos aspectos, decidieron permanecer fuera.

Así, el espacio de Schengen entró en vigor y comenzó su funcionamiento a partir de 1995. Gracias a este espacio común, los países integrantes gozan de la ausencia de controles fronterizos a la hora de viajar de un país a otro. En resumen, el espacio de Schengen funciona en términos migratorios como si se tratase de un único país.

Existe cierta confusión en este asunto, puesto que existen Estados miembros que no pertenecen al mismo, y países no miembros que sí que forman parte de él. Por ello, a continuación listamos los países que integran el espacio de Schengen:

  • Alemania
  • Austria
  • Bélgica
  • Dinamarca (excepto Groenlandia y las Islas Feroe)
  • Eslovaquia
  • Eslovenia
  • España
  • Estonia
  • Finlandia
  • Francia (excepto los territorios de ultramar)
  • Grecia
  • República Checa
  • Hungría
  • Islandia
  • Italia
  • Letonia
  • Liechtenstein
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Malta
  • Noruega (excepto las islas Svalbard)
  • Países Bajos (excepto Aruba, Curazao, San Martín y el Caribe Neerlandés)
  • Polonia
  • Portugal
  • Suecia
  • Suiza

De los países enumerados anteriormente, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza son países no pertenecientes a la UE que, no obstante, se incluyen en el espacio de Schengen. En Grecia, la entrada en la región del Monte Athos está prohibida para las mujeres y los hombres que así lo deseen necesitarán un permiso especial (el diamonitrion). Asimismo, en Ceuta y Melilla existen una serie de disposiciones especiales para viajeros marroquíes.

Andorra es un microestado europeo que no se menciona en la lista anterior, pero que no obstante posee un acuerdo con la UE por el cual se permite de igual manera la libre circulación de personas. En los puestos fronterizos se aplicarán las mismas condiciones que para los territorios de la UE no pertenecientes al espacio de Schengen. En su caso, los extranjeros que viajen con una visa Schengen necesitarán un visado de entrada múltiple.

Mónaco tampoco realiza controles fronterizos para ingresar en el país, ya que posee un acuerdo con Francia. Esto significa que, aunque no forme parte del espacio de Schengen, en la práctica es como si perteneciera. San Marino y Ciudad del Vaticano cuentan cada uno con una frontera con Italia, debido a que solamente es posible entrar en ellos atravesando Italia y pasando los controles correspondientes que en este país se lleven a cabo para extranjeros.

Eurozona

El Espacio Económico Europeo (EEE) se instauró en 1994 tras el acuerdo entre varios países integrantes de la Unión Europea y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), con la excepción de Suiza. La creación del EEE permitió a los países que formaban parte del EFTA participar en el mercado interior común de la UE sin tener que adherirse a ella.

El euro (€) es la moneda oficial de la Eurozona que, desde 2014, comparten 19 de los 28 Estados miembros. Usada actualmente por más de 337 millones de europeos, el euro es la segunda moneda más negociada del mundo por detrás del dólar estadounidense ($).

Así, el mercado común es al mismo tiempo una unión aduanera y zona de libre comercio. De este modo, para los Estados miembros no existen aranceles en frontera y el tránsito de capitales y servicios es libre. A continuación se muestran los estados que integran el EEE junto con la moneda reemplazada por el euro:

País Anterior moneda
Alemania Marco alemán
Andorra Franco andorrano y peseta andorrana
Austria Chelín austriaco
Bélgica Franco belga
Ciudad del Vaticano Lira vaticana
Chipre Libra chipriota
Eslovaquia Corona eslovaca
Eslovenia Tólar esloveno
España Peseta española
Estonia Corona estonia
Finlandia Marco finlandés
Francia Franco francés
Grecia Dracma griega
Irlanda Libra irlandesa
Italia Lira italiana
Letonia Lats letón
Lituania Litas lituana
Luxemburgo Franco luxemburgués
Malta Lira maltesa
Mónaco Franco monegasco
Países Bajos Florín neerlandés
Portugal Escudo portugués
San Marino Lira sanmarinense

El Reino Unido, Dinamarca y Suecia no han adoptado el euro a pesar de ser países que sí que forman parte de la UE. Por ello, para viajar a estos países, habrá que cambiar de nuestra divisa a la libra esterlina, la corona danesa o la corona sueca, respectivamente. Tampoco lo han hecho otros países de reciente adhesión como Bulgaria, Hungría, Polonia, República Checa y Rumania.

Se prevé que todas ellas acaben adoptando el euro de cara a 2019, si bien el Reino Unido y Dinamarca tienen una cláusula de exclusión y, por ahora, no se contempla la posibilidad de que estos países adopten el euro.

Documentos de viaje

Los ciudadanos de algún país de la Unión Europea no necesitan presentar ni documento nacional de identidad ni pasaporte para viajar entre países miembros del espacio Schengen. No obstante, es posible que en algunos aeropuertos se solicite el documento nacional de identidad como forma de regularizar el tránsito de pasajeros.

Además, aunque no sea necesario llevar documentación, siempre se recomienda llevar consigo el pasaporte o el DNI como forma de probar tu identidad en caso necesario (p. ej. si te lo pide la policía). También es recomendable solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), documento personal que acredita el derecho a recibir atención sanitaria durante nuestra estancia temporal en el territorio de un Estado miembro del EEE o Suiza.

Cabe destacar que, dado que no pertenecen al espacio de Schengen, en los siguientes países sí que tendrás que presentar un documento de identidad o pasaporte válidos para poder cruzar la frontera: Croacia, Bulgaria, Chipre, Irlanda, Reino Unido y Rumania.

Lo más aconsejable antes de viajar es que consultes cuáles son los documentos válidos para salir de tu país y visitar alguno de estos países no pertenecientes al espacio Schengen. Las siguientes situaciones se consideran casos especiales y deberá tenerse en cuenta lo que se especifica a continuación:

  • Los familiares extracomunitarios (naturales de países no miembros de la UE) pueden acompañarte o reunirse contigo si viajan a otro país comunitario. En cualquier caso, es requisito indispensable que lleven consigo un pasaporte válido en todo momento y, dependiendo del país de origen, podrían requerir también un visado de entrada en la frontera. Para evitar problemas, lo mejor es consultar su caso concreto en el consulado o la embajada del país al que va a viajar.
  • Los menores que viajen solos, en compañía de adultos que no tengan su custodia legal o en compañía solo del padre o de la madre deberán presentar su pasaporte o documento de identidad válidos, además de un documento oficial que autorice el viaje. Dicha autorización deberá ir firmada por ambos padres, el otro progenitor o quienes posean su custodia legal. En cualquier caso, no hay normas de la UE al respecto y cada país puede adoptar sus propias medidas.

En caso de pérdida o extravío de pasaporte o DNI, o en el supuesto de que alguno de ellos te caduque durante el viaje, todos los países miembros de la UE pueden dar solución en estos casos. Aun así, cada país es libre de decidir si permite a los ciudadanos entrar o salir de su territorio sin un documento de viaje válido o cuándo hacerlo aunque se trate de un ciudadano natural de algún país de la UE.

2 comentarios

  1. Que complicado el nombre… Schengen…ajjajaja. Me ha gustado mucho el artículo, se explica con bastante detalle y de forma clara.

  2. Mari Carmen Reyes

    Por experiencia, os puedo decir que yo he estado tanto en Irlanda como en Reino Unido y en ambos he tenido que pasar exhaustivos controles en los que por supuesto he tenido que enseñar, como mínimo mi DNI. En cambio, estuve en Francia hace poco y nadie me pidió DNI ni nada, ni siquiera había policías en la puerta de embarque ni en la ida ni en la llegada. En Reino Unido son firmes con los controles, así que no olvidéis llevar documento de identidad (es un consejo).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Viajejet