El destino que ningún visitante puede perderse es el Castillo de Buda, situado en la parte sur de la Colina de Buda, y alrededor pueden observarse edificios, casas y arquitecturas medievales y barrocas del siglo XIX. También es conocido como Palacio Real pues fue habitado por los Reyes de Hungría. Hoy en día sus ambientes sirven para darle vida a la Biblioteca Széchenyi y al Museo de Historia de Budapest.

Castillo de Buda por la noche

Desde que visualizas su imponente figura puedes darte cuenta que el conjunto que forma con el Puente de las Cadenas es una emblemática imagen de Budapest, las noches son de ensueño, además puedes deslumbrarte con la vista que se aprecia desde lo alto. Puedes llegar al Castillo subiendo por las escaleras que se ubican al lado del Puente de las Cadenas, o subiendo a cuestas por el costado de donde sale el Funicular, y por último puedes subir en el mismo Funicular por 800 florines o de 1,400 florines por ida y vuelta y funciona desde las 7:30 hasta las 22:00 horas.

Vista nocturna del Castillo y el Puente Cadenas

Para acceder al Castillo tendrás que decidir qué Museo visitar, en todo caso si sólo deseas pasear por los alrededores, no tiene costo alguno.

Vista trasera del Castillo de Buda