En el número 31 de la Carretera del Darro, a los pies de la Alhambra de Granada, se encuentra el Bañuelo, los Baños Árabes del Nogal o de los Axares. Este Hamman data del siglo XI, de la época del rey zirí Badis y formaba parte de la Mezquita del Nogal que existía en la época.

Probablemente sean los más antiguos baños públicos que se conservan, y son, indudablemente los más completos. Se hallan sorprendentemente bien conservados gracias a que fueron ocultados cuando la conquista cristiana, quedando ocultos en los bajos de una casa particular.

Baños Árabes de Granada

Los baños tenían en el mundo árabe una gran importancia desde el punto de vista sanitario y de las creencias. En ellos se reunían para cortarse el pelo o recibir masajes y para los intelectuales era el sitio donde debatir temas de interés tanto religioso como filosófico. Este baño recibía hombres y tenía también turnos exclusivamente femeninos.

Baños Árabes en Granada

Recibía las aguas del río Darro del que es vecino y la disposición de sus salas es similar a las de las termas romanas en las que se inspiran. Después de pasar el zaguán se accede a un patio con alberca y a las salas de baños. Todas las salas están iluminadas y ventiladas por medio de lucernas octogonales en forma de estrellas.

Iluminacion del Baño de Granada

Para llegar hasta allí desde el centro puedes coger las líneas 31 y 32 de los autobuses urbanos. El horario de visita es de martes a sábados entre las 10 y las 14 horas. La entrada es gratuita.