Dublín está situada en la Costa Este de Irlanda, próxima a la desembocadura del rio Liffey. Dublín tiene sus orígenes en un pueblo vikingo alrededor del año 841 después de Cristo convirtiéndose en capital del país durante la edad media.

Dublín ha alcanzado gran popularidad entre los turistas que viajan para apreciar sus atractivos culturales, históricos y arquitectónicos; además de, visitar algunos de sus museos, así como, poder ver sus hermosos parques naturales; pero, si tenemos a Dublín como próximo destino turístico pero no contamos con mucho presupuesto, no debemos preocuparnos pues en Dublín encontraremos atractivos turísticos que podremos visitar de forma gratuita.

Los destinos turísticos que podemos visitar en Dublín de forma gratuita son:

Galería Nacional de Arte de Irlanda. Ubicada en el centro de Dublín, la Galería Nacional de Arte de Irlanda cuenta con colecciones de importantes artistas irlandeses y europeos. La galería fue fundada en 1854 y cuenta con una notable colección de pinturas barrocas.

Campus del Trinity College. El Trinity College fue fundado en 1592 por la reina Isabel. Podremos visitar todas sus instalaciones dentro de las que sobresalen las facultades, salas de lectura, plazas, y jardínes; el único lugar donde tendríamos que pagar si deseamos visitar, es la Biblioteca.

Temple Bar. Este destino es uno de los barrios más tradicionales de Dublín y cuenta con atractivos para los viajeros tanto de día (restaurantes, galerías, mercadillos) como de noche (restaurantes, bares, y todo lo destinado al ocio nocturno).

Museo Nacional de Irlanda. En las instalaciones del Museo Nacional de Irlanda podremos ver exposiciones gratuitas destinadas a exhibir colecciones vinculadas a la historia medieval de Irlanda, la etapa celta, numismática, entre otras.

Ya que estamos en una ciudad donde la naturaleza es un actor fundamental aprovechemos en hacer algunas caminatas por la zona y no dejemos de visitar el Puerto Harbour; el Parque Fénix; e incluso, visitar algunas iglesias poco conocidas como University Church, St. Stephen’s Green; o simplemente pasear por la bahía y observar los paisajes y rutas verdes que nos entrega Dublín.