La dinastía XVIII, que se ubica dentro del Imperio Nuevo, es la época más importante de Egipto que duró entre los años 1550 y 1070 a. C. aproximadamente. Es reconocida por sus imponentes construcciones y porque en este periodo se dio uno de los más importantes crecimientos de la civilización faraónica.

Gracias a los restos que se han encontrado de esta época se puede saber sus costumbres, y como era la vida del pueblo y de los reyes. Se recuerda de esta época el papiro Ebers, su literatura religiosa, y sus majestuosas construcciones. A continuación se nombrarán a los más importantes de la dinastía XVIII.

Papiro Ebers:
papyrus-ebers

El fundador de la dinastía fue Ahmose que liberó a Egipto de la dominación de los Hicsos. Le siguió su hijo Amenofis I que reinó por 21 años. Su sucesor fue Tutmosis I que conquistó vastos territorios y fundó el Valle de los Reyes.

Tutmosis I:
thutmose-i

Tutmosis III nieto de Thutmose I se le conoce como el “Napoleón egipcio”, por sus triunfantes campañas asiáticas y africanas. Por ello se le considera el faraón más importante. Su nieto Tutmosis IV, establece como alternativa de culto al sol. Con Amenofis IV se instituyó el culto monoteísta a Atón. Llegó al poder a los 10 años. El último rey y al que muchos consideran el fundador de la siguiente dinastía es Horemheb.

amenofis IV:
amenofis-iv-akenaton

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Civilizaciones antiguas" para que puedas seguir la lectura: